Menú Buscar
Paco Alcácer celebra uno de sus dos goles ante el Sevilla donde demostró que la segunda unidad del Barça funciona / EFE

La segunda unidad del Barça ya funciona

Los no habituales están aportando aire fresco al once tipo de Ernesto Valverde

5 min

En el fútbol la alegría cambia de bando en cuestión de semanas. Si hasta hace muy poco el conocido como plan ‘B’ o segunda unidad fue el fundamento que permitió al Real Madrid proclamarse campeón de Liga y de Champions League, Asensio, Lucas Vázquez, Isco, Morata o Kovacic aprovecharon al máximo sus minutos, ahora dicha estrategia está emergiendo en el Camp Nou cuando menos lo esperaban.

Mientras la maniobra se diluye en el Santiago Bernabéu, en el estadio azulgrana los menos habituales están empezando a adquirir protagonismo. Paulinho, Gerard Deulofeu, Nelson Semedo, Lucas Digne, Denis Suárez y Paco Alcácer, este último ha pasado de defenestrado a titular en cuestión de días, son las apuestas que están funcionando a un Barça que ha iniciado la temporada con una imponente solvencia que le permiten liderar La Liga y su grupo en Champions.

Paulinho está siendo la gran revelación / EFE

Paulinho está siendo la gran revelación / EFE

Si frente al Sevilla fue Alcácer quien se reivindicó con un doblete, ante el Athletic apareció Paulinho anotando el 0-2, el mismo que junto a Denis Suárez liderarían el triunfo azulgrana en Getafe. Con más o menos gol, más allá de la estadística goleadora, la presencia de los seis futbolistas está permitiendo a Valverde gestionar el reparto de minutos e incluso llevar a cabo diferentes probaturas como este sábado cuando puso en liza un sistema con dos puntas.

Cambio sustancial

Si la temporada pasada uno de los grandes males del Barça fue la nula aportación de los suplentes, todo el peso recayó en el tridente y un once tipo que se desfondó con el paso de los meses, la llegada de Ernesto Valverde parece haber reactivado el fondo de armario con las únicas excepciones de André Gomes, y no ha sido por falta de oportunidades, Aleix Vidal y Arda Turán, ambos sumidos en el ostracismo y sin minutos.

La buena respuesta de la segunda unidad azulgrana está permitiendo, entre otras cosas, suplir el mal inicio de Luis Suárez. A falta de goles del uruguayo, quien los puso ante el Sevilla fue Paco Alcácer. El ariete de Torrent suma los mismos tantos que su homólogo - ambos acumulan tres - pero anota uno cada 95 minutos, cifra que contrasta con los 417 minutos que necesita Suárez.

Paco Alcácer fue el gran protagonista del encuentro / EFE

Paco Alcácer fue el gran protagonista del encuentro ante el Sevilla / EFE

Otro de los jugadores que a priori partía con pocas posibilidades de contar con minutos y que se está beneficiando de una situación ajena, en este caso de la lesión de Dembelé, es Gerard Deulofeu. A pesar de que no termina de convencer a Ernesto Valverde, el extremo catalán ha experimentado una mejoría en sus últimas actuaciones y está empezando a comprender qué es lo que necesita el equipo. El gerundese ha anotado dos goles y ha repartido tres asistencias en 715 minutos.

Paulinho se hace un hueco

Sin lugar a dudas el mejor ejemplo del cambio que ha sufrido el Barça en la segunda unidad es Paulinho. Las dudas que se generaron en su llegada, en un club acostumbrado solo a fichar a estrellas de relumbrón para el once inicial, se han disipado a medida que el brasileño ha ido contando con minutos. Sus apariciones desde el banquillo han sido providenciales tanto ante el Getafe como ante el Athletic y Valverde demostró frente al Sevilla que el centrocampista es una de sus principales piezas cuando las cosas no funcionan.

Semedo busca afianzarse en el lateral derecho / EFE

Semedo busca afianzarse en el lateral derecho / EFE

El ex del Guangzhou, con 554 minutos es el recambio más utilizado tras Deulofeu y Semedo, y acumula ya tres tantos. Precisamente del mercado estival también surgió el lateral portugués. El ex del Benfica empieza a asentarse en su posición - suma ya 846 minutos - y sus apariciones cada vez se producen con más asiduidad y en partidos de cierta trascendencia permitiendo al Txingurri utilizar a Sergi Roberto en otras posiciones.

Por su parte, Denis Suárez (457 minutos) y Digné (368) han generado confianza cuando han hecho acto de presencia y su participación podría ir a más en un Barça que ahora ya sabe la necesidad de tener una oportuna segunda unidad.