Menú Buscar
Miembros de la Fundació Esportiva Grama y el Can Vidalet junto a la pancarta de apoyo / FE Grama

Santa Coloma de Gramanet no olvida a Gabriel

La Fundació Esportiva Grama organiza un homenaje al menor instantes antes de conocerse el trágico final

3 min

Con la esperanza de aquel que espera que llegue el anhelado mensaje de que Gabriel seguía con vida, las plantillas de la Fundació Esportiva Grama y el Can Vidalet de Esplugues de Llobregat saltaron al césped del Municipal de Can Peixauet (Santa Coloma de Gramanet) dispuestas a rendirle un homenaje al pequeño desaparecido. Un acto que acabó de la peor manera. Instantes después que ambos conjuntos posaran junto a una pancarta con el mensaje "todos somos Gabriel", intentando trasladar a su familia un mensaje de ánimo y positivismo, en la grada del estadio catalán llegaba la trágica notícia de la aparición del cádaver del menor desaparecido hace 12 días en Las Hortichuelas.

La iniciativa de la Fundació Esportiva Grama --aprobada por unanimidad en una junta extraordinaria-- acabó de la peor forma posible en cuestión de minutos. Conocedores de los vínculos de la familia de Gabriel con el municipio de Santa Coloma de Gramanet, el club catalán organizó junto a algunos familiares un acto de apoyo para solidarizarse con el sufrimiento de los más allegados al joven de ocho años. 

"Nuestro presidente, junto a los familiares de Barcelona, ha lanzado en sus redes personales la campaña en apoyo a la familia de Gabriel porque esta familia tiene vínculos con Santa Coloma de Gramenet y Cataluña. Familiares del pequeño residen en nuestra ciudad y somos muchos los que nos hemos volcado en esta iniciativa", explicó la entidad en un comunicado.

En la matinal de este domingo, concretamente desde las 10 h, la entrada del estadio colomense contó con una multitudinaria presencia de personas --entre ellos familiares y amigos del entorno de Gabriel-- que quisieron estar presentes en un emotivo acto en el que no faltaron ni los lazos ni los peces azules

Una carta para Gabriel

Con la ilusión de que el pequeño todavía seguía con vida, el espacio en el que los presentes poco a poco dejaban sus escritos en forma de carta o nota hacia la familia de Gabriel poco a poco fue llenándose. Con la grada del Municipal repleta de peces azules, durante el transcurso del partido correspondiente a la jornada 25 del grupo 1 de la Primera Catalana llegó la noticia.

Lágrimas, pañuelos, abrazos y rostros de incredulidad y angustia copaban la grada de un municipal en el que el fútbol fue la mejor excusa para llevar a cabo un emotivo e conmovedor adiós al pequeño Gabriel.