Menú Buscar
Aficionados del Espanyol durante el último derbi catalán ante el Barça; los Reyes no ayudan al fútbol

Los Reyes Magos restan espectadores al fútbol

Los datos de asistencia de los encuentros de La Liga en período navideño distan mucho de lo esperado

19.01.2018 00:00 h.
6 min

Queriendo imitar el modelo inglés de la Premier League, La Liga hizo un conato de fútbol en período navideño que no ha dado sus frutos. Apurando al máximo un calendario marcado por la cita mundialista de este verano aunque sin obviar el acuerdo existente con la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) que impide disputar partidos en fechas señaladas, la competición española aprovechó el mínimo espacio que le dejó la coyuntura para programar encuentros en Navidad y también el día de Reyes intentado reproducir lo que ocurre en Inglaterra, donde el balón no deja de rodar ni en fin de año.

A pesar de que eran muchos los seguidores que pedían emular acciones como el tradicional Boxing Day aquí en España, es habitual que en Navidad mientras se disputan las diferentes jornadas de Premier League las redes sociales se llenen de críticas por la decisión de que el fútbol español deba detenerse, lo cierto es que los datos de asistencia de La Liga no dejan lugar a dudas: el experimento no ha funcionado y la gente no ha cambiado sus tradiciones navideñas por ir a ver a los suyos al estadio.

Despedir el año desde casa

La última jornada futbolística en España fue cuanto menos peculiar. Repartida en hasta cinco días, la ronda que cerró el 2017 en La Liga se inició el 19 de diciembre en Valencia con un Levante-Leganés y acabó el 23 en Riazor con derbi gallego entre Deportivo y Celta y un clásico entre Real Madrid y Barça en el Santiago Bernabéu que lo aglutinó prácticamente todo.

Aficionados del Atlético durante un encuentro de esta temporada

Aficionados del Atlético durante un encuentro de esta temporada / EFE

En los cinco días que duró la última jornada, el resultado fue prácticamente el mismo. Pocos fueron los valientes que decidieron dejar de lado los compromisos que llenan la apretada agenda navideña para despedir a los suyos desde su asiento y la mayoría apostaron por hacerlo desde casa evitando así el frío habitual del cierre de año.

Ejemplo de ello son Alavés y Getafe. Ambos despidieron 2017 con la peor entrada de la temporada en sus feudos. Mientras 8.908 espectadores se dieron cita, según datos de La Liga, en el Coliseum Alfonso Pérez para ver a los azulones contra Las Palmas, 12.594 lo hicieron en Vitoria para el trascendental encuentro de los suyos ante el Málaga. Las cifras suponen una disminución en los madrileños (con una media de 11.214 aficionados) y en los vascos (18.181 espectadores). 

Una Liga sin regalos

En la jornada de Reyes, hasta cuatro encuentros de La Liga se llevaron a cabo y en tres de ellos se registró la peor asistencia de la temporada de los respectivos estadios. El derbi madrileño entre Atlético de Madrid y Getafe vio como los 47.106 espectadores que fueron al Wanda Metropolitano firmaban el récord negativo de la campaña, un hecho que se repitió en Mestalla con el Valencia-Girona (27.930 espectadores cuando de media asisten 39.245) y en Gran Canaria con el Las Palmas-Eibar (11.987 aficionados por los 17.145 que se registran habitualmente). El único que se mantuvo al margen del desastre en la jornada de Reyes fue el Sevilla-Betis y por razones obvias al tratarse del derbi andaluz por antonomasia.

Gradas con aficionados en el RCD Stadium del Espanyol / RCDESPANYOL

Gradas con aficionados en el RCD Stadium del Espanyol / RCDE

En el ámbito catalán, entre las fechas señaladas se disputaron dos encuentros en Cataluña. Mientras el Girona cerró el 2017 y abrió el 2018 como foráneo, el Espanyol echó el cierre en el RCDE Stadium ante el Atlético de Madrid el 22 de diciembre y el Barça estrenó enero en el Camp Nou ante el Levante el pasado día 7. Los 19.023 espectadores del estadio blanquiazul, este año muy penalizado por los horarios, y los 56.380 aficionados que fueron al azulgrana resultaron cifras habituales según los datos que presentan ambos esta campaña.

Echando la vista atrás, la temporada pasada, el único duelo de La Liga que se disputó coincidiendo con la jornada de regalos fue el Espanyol-Deportivo de la jornada 17. Diferente año, mismo resultado. Los 16.087 aficionados que se acercaron al RCDE Stadium dejando los regalos prácticamente sin usar, el duelo se disputó a las 20.45, registraron la segunda peor entrada en el estadio blanquiazul de la 2016-17 en un aviso, que este año se ha visto confirmado, de que ni el fútbol puede con la Navidad en España.