Menú Buscar
La afición del RCD Espanyol disfrutó con su equipo

El RCD Espanyol vive una gran noche sin banderas

La afición respetó el llamamiento de lucir tan solo enseñas blanquiazules

2 min

El RCDE Stadium siente y vive el fútbol. Y la afición tiene una única misiva. La de animar a los suyos hacia la victoria. Dejando a un lado durante el encuentro, por difícil que sea, la situación política que vive Cataluña, el estadio del RCD Espanyol volvió a demostrar que solo tiene cabida una bandera. La blanquiazul. La misma que sirvió para empujar a los suyos hacia un importante triunfo en el duelo ante el Betis.

Respondiendo así al manifiesto redactado por seis colectivos blanquiazules (Federació Catalana de Penyes del RCD Espanyol (FCPE), Grada Canito, Curva RCDE, Peña Juvenil Espanyolista 1991, Col·lectiu Blanc-i-blau Roger de Llúria y Associació de Petits i Mitjans Accionistes de l’Espanyol), que contó con el apoyo del club, la afición del RCD Espanyol logró algo que parece impensable en otros estadios catalanes: apartar cualquier connotación política en pro de la convivencia entre los seguidores y sus diferentes pensares.

Imagen de archivo de la afición en el RCDE Stadium / RCDE

Imagen de archivo de la afición en el RCDE Stadium / RCDE

Los 17.856 espectadores que desafiaron al día y al horario designado por una Liga que está castigando a los catalanes en este tramo inicial de temporada, cuesta ver a los de Quique Sánchez Flores en casa durante el fin de semana, ondearon las banderas blanquiazules quedándose al margen de una polémica y apostando por el respeto y "la diversidad de ideologías en la sociedad”, tal y como rezaba el escrito que se difundió días antes al choque ante los andaluces.

Sufriendo por un triunfo que no se rubricó hasta el pitido final del colegiado, la afición del Espanyol desató su alegría en una noche donde el fútbol volvió a ser el único invitado en el RCDE Stadium.