Menú Buscar
Puerta del RCDE Stadium con el nombre de Ernesto Valverde / Crónica Global

La puerta se cierra a Valverde

El técnico del Barça, que cuenta con un acceso del estadio con su nombre, solo ha ganado en una de las siete visitas que ha hecho al RCDE Stadium

4 min

Discreto como pocos, su regreso a casa fue como se esperaba. Sin ruido más allá del que protagonizaron los futbolistas sobre el terreno de juego y los aficionados en los lances de un siempre emocionante derbi catalán. Ni el hecho de ser su primera visita al RCDE Stadium como técnico del Barça ni el buen recuerdo que le trae el estadio blanquiazul del que fue inquilino durante dos temporada, y que le tiene presente día tras día con una puerta 89 que lleva su nombre, provocó un ápice de distracción en el siempre concienzudo técnico de Vianar de la Vera.

Desde su periplo en el banquillo del RCD Espanyol, club en el que había militado antes en su etapa como jugador, ha transcurrido una década y su figura sigue presente. Es historia del club con esa perenne y perdurable final de Glasgow en la memoria. Entre las diferentes puertas que permiten el acceso al estadio blanquiazul en cada encuentro, una sigue llevando su nombre. Suya es la puerta 89 de Cornellà - El Prat. “Hay una parte profesional, en la que te centras en ganar el partido, y una parte emocional que reservas para antes y después al verte con gente con la que has trabajado”, aseguró el técnico en la previa.

Con el morbo de quien recibe la visita de un ser querido con el que ya no tiene trato, no fueron pocos los curiosos que instantes antes del inicio del encuentro hacían acto de presencia cerca de la puerta 89 para captar una instantánea con el nombre del entrenador - en algunos casos previa explicación a los más jóvenes - que dirige ahora con maestría una escuadra azulgrana que supo lo que es perder este miércoles.

La resistencia de Cornellà

Concentrado en el primer envite de los cuartos de final de la Copa del Rey, Ernesto Valverde no olvidaba que más allá de la liturgia del regreso, los resultados como foráneo en Cornellà no le habían acompañado. En las anteriores seis ocasiones, solo había cosechado una victoria. Y este miércoles no fue una excepción.

Ernesto Valverde junto a Quique Sánchez Flores en el inicio del duelo

Ernesto Valverde junto a Quique Sánchez Flores en el inicio del duelo / EFE

En su séptima visita como técnico, Valverde se fue con su cuarta derrota. Más allá de los buenos recuerdos, futbolísticamente la visita al estadio perico no le había traído excesivas alegrías. En Cornellà no entienden de ex cuando el esférico está en juego. Mientras obtuvo en empate en la primera aparición en el estadio con el Valencia (un 3-3 en abril de 2013) y en la última con el Athletic (0-0 en noviembre de 2016), su única victoria databa del cuatro de marzo de 2015 en unas semifinales de Copa del Rey donde el conjunto vasco certificó su pase a la final dejando en la cuneta al Espanyol (0-2).

Más allá de los dos empates y la victoria, el balance se completa con tres derrotas, todas con el Athletic en un campeonato liguero donde todavía no sabe qué es ganar en Cornellà (3-2 en la 13/14, 1-0 en la 14/15 y 2-1 en la 15/16) a la espera de lo que ocurra el próximo cuatro de febrero en su segunda visita con el Barça. Ese día, como cualquier otro, muchos seguidores blanquiazules accederán al estadio por su puerta. La de Ernesto Valverde.