Menú Buscar
El ‘procés’ aísla al pádel catalán de Europa

El ‘procés’ aísla al pádel catalán de Europa

El presidente de la federación catalana pierde su cargo en el organismo internacional por las presiones de la estatal a causa del soberanismo

6 min

De forma directa, como con la Barcelona World Race, o indirecta, como está sucediendo con el pádel, el procés está haciendo mella en el deporte catalán. Si hace unos días se anunciaba la suspensión de la regata barcelonesa por el ambiente político, en esta ocasión se ha conocido el cese del presidente de la Federació Catalana de Pàdel (FCP), Pere Hernández, como vicepresidente de la Federación Internacional de Pádel (FIP) por haber dado apoyo al órdago soberanista.

Hernández fue destituido el pasado 3 de abril a instancias del presidente de la Federación Española de Pádel (FEP), Alfredo Garbisu, que antes ya le había echado como vocal de su junta directiva. Sin más. La decisión de su exclusión del organismo internacional obedece exclusivamente a la presión ejercida por la estatal desde que el 5 de septiembre acudió Hernández como mandatario de la catalana a la asamblea del Comité Olímpico Catalán (COC), en la cual se impulsó una campaña en favor del sí en el referéndum del 1-O.

Reacción en cadena

Su aparición en la foto de familia junto a otros presidentes de las federaciones catalanas y máximos dirigentes del deporte catalán provocó la ira del presidente de la federación española, que exigió explicaciones y, seguidamente, según Hernández, pidió que “dimitiera” del cargo y lo fulminó de su junta.

Los padelistas argentinos, Partido Franco Stupaczuk (i) y Cristian Gutiérrez,en la final masculina del World Padel Tour en Alicante

Los padelistas argentinos, Stupaczuk y Gutiérrez,en la final masculina del World Padel Tour en Alicante / EFE

Desde entonces, como declaró ayer el presidente de la catalana en rueda de prensa para aclarar todo este conflicto, desde la federación española se inició una serie de acciones para conseguir que el organismo internacional, donde Hernández ocupaba el cargo de vicepresidente, decidiese echarlo. “Incluso el 12 de octubre Garbisu presentó un escrito en nombre del Consejo Superior de Deportes en que pedía mi cese”, dice el mandatario catalán.

La carta de la destitución de Hernández no ha llegado hasta hace una semana a raíz de que los estatutos de la FIP amparaban su continuidad, ya que no había sanción alguna, único motivo que establece la normativa para dejar el cargo si no fuese por insolvencia, enfermedad, delito criminal, dimisión, infringir confidencialidad, estar suspendido por otro organismo nacional o internacional superior a 90 días o destituido por la asamblea.

Posturas enfrentadas

Hernández, que estuvo arropado en la rueda de prensa por el presidente de la Unió de Federacions Esportives de Catalunya (UFEC), Gerard Esteva, y el secretario general de Deportes de la Generalitat, Gerard Figueras, desveló que como no se encontró motivo para echarlo de la vicepresidencia y la asamblea, en votación, no lo aceptó, el interés de la española continuó adelante. “Garbisu no aceptó el resultado y siguió presionando. Su siguiente paso fue inventarse una sanción y cometer una serie de irregularidades muy graves. Falseó cosas e intentó engañar a la federación internacional para que me cesara. Instrumentalizó una sanción para conseguir su objetivo”.

Como algún medio soberanista ha calificado, lo que vino a ser todo “un 155 al pádel catalán” acabó en el cese definitivo. "La federación internacional me envió el martes un escrito para cesarme de mis funciones. Siete meses después de la asamblea han revisado los estatutos y ahora aseguran que sólo se necesitaba una mayoría simple", declaró Hernández, que anunció que recurrirá la decisión en los tribunales. "Quiero restablecer la verdad. El deporte catalán ha sido maltratado y perjudicado", aseguró.

Pere Hernéndez, rodeado de palistas catalanes / FCPADEL.CAT

Pere Hernández, rodeado de palistas catalanes / FCPADEL.CAT

La carta que envió la federación española a la internacional se refirió expresamente al apoyo de Hernández al referéndum del 1-O. "No he participado en ninguna manifestación pública de apoyo independentista. Nuestra federación siempre se ha mantenido en la más absoluta neutralidad por la situación que se está viviendo", dijo el presidente de la FCP, que leyó un fragmento de la carta enviada donde dice el texto firmado por Garbisu que “o se está con España o se está contra España".

Por el momento, desde la nacional no se ha manifestado nadie sobre este affaire, que ya ha provocado una sanción y un cese. Algo que al propio Hernández no llega a entender: "Yo no hago política, soy un hombre del deporte". Por eso, ya se ha preocupado de explicar su situación a las 18 federaciones territoriales, aunque a estas alturas nadie niegue que la catalana va camino de perder músculo en el pádel español e internacional.