Menú Buscar
Partido del Grupo F del Mundial entre Alemania y México / EFE

Las primas en el Mundial confirman las diferencias en el fútbol

Los ingresos que reciben los jugadores han demostrado históricamente que existen dos velocidades en este deporte

18.06.2018 00:00 h.
7 min

El 24 de junio de 1990, en el estadio Delle Alpi, el argentino Claudio Caniggia certificaba la eliminación de Brasil en los octavos de final del Mundial de Italia, con Maradona al frente y con Bilardo en el banquillo. El futbolista brasileño Branco siempre dijo que un botellín de agua proveniente del masajista argentino le dejó drogado. Desde Argentina, años después, reconocieron veladamente la triquiñuela. Sin embargo, otro factor determinante intervino en la eliminación brasileña: el dinero.

El seleccionador carioca en aquel Mundial, Sebastião Lazaroni, aseguró que la negociación de las primas económicas, que aún no estaban decididas en pleno torneo, fue una de las claves: “Entorpeció todo. Y mucho, sí”, declaró ante los medios antes de la Copa Confederaciones de 2013, cuando se repitió el problema en la canarinha. “Nos desconcentró. No debería haber habido nada que nos desviara la atención del objetivo principal, que era ganar el Mundial". La foto oficial de la selección brasileña para el Mundial de Italia'90 así lo atestiguó: todos los jugadores aparecían con la mano en el pecho, tapando el logo de Pepsi –su principal patrocinador para el torneo– a modo de protesta.

Reparto para todos los gustos

Cómo se reparte el dinero en un Mundial es un tema de negociación y de mentalidad de cada federación de fútbol, ya que los premios de la FIFA son los mismos para todos, en orden de clasificación, y han aumentado el 12% con respecto al Mundial de 2014: 32 millones de dólares para el campeón, 28 millones para el subcampeón, 24 millones para la tercera clasificada, 22 para la cuarta clasificada, 16 millones de dólares para los eliminados en cuartos de final, 12 millones para los eliminados en octavos y ocho millones de dólares para los que caigan en primera fase. La cuestión es que no todas las selecciones lo reparten de la misma manera entre los futbolistas, y no todas las plantillas negocian igual.

Cristiano Ronaldo, uno de los jugadores mejor pagados del mundo, con su selección / EFE

Cristiano Ronaldo, uno de los jugadores mejor pagados del mundo, con su selección / EFE

Selecciones campeonas del mundo solo ha habido ocho desde la creación del torneo en 1930: Brasil (5 veces), Alemania (4), Italia (4, la única campeona que falta en la cita de Rusia), Argentina (2), Uruguay (2), Inglaterra, Francia y España; pero las 32 que forman parte de esta edición tienen previstas primas económicas por si acaso levantan el trofeo el 15 de julio en Moscú.

De entre las que alguna vez han sido campeonas, España sigue a la cabeza en cuanto a primas a los jugadores si ganan el Mundial: 884.000 euros por cada miembro de la plantilla. El sistema de reparto no le ha ido mal en cuanto a resultados en la última década. Brasil está muy cerca, 840.000 euros por jugador. Un millón de dólares por jugador.

El caso argentino

Eso es exactamente lo mismo que quería Leo Messi para la selección de Argentina en Rusia: que 23 de los 32 millones en caso de ganar el título fueran a parar a las cuentas corrientes de los jugadores. No lo consiguió. La Asociación del Fútbol Argentino (AFA), con Claudio Tapia al frente, decidió repartirlo todo al 50%. Tocan a 690.000 euros por jugador. Un reparto que copiará también la selección uruguaya.

La selección argentina en su debut contra Islandia / EFE

La selección argentina en su debut contra Islandia / EFE

En un nivel muy por debajo, a pesar de formar parte del mismo escalón deportivo, aparecen los 350.000 euros que cada jugador alemán se llevará si ganan el Mundial, o los 245.000 euros de cada miembro del equipo inglés, o los poco más de 200.000 euros para cada jugador francés. En estos casos, cada federación ha decidido conservar para la institución la mayor parte de los premios que otorga la FIFA.

Ingresos congelados

Al margen de las históricas selecciones campeonas del mundo, destacan, por ejemplo, la actual campeona de Europa, la Portugal de Cristiano Ronaldo. Se embolsarán 300.000 euros por jugador, la misma cifra que en 2016 cuando lograron el título continental. Los jugadores belgas, en cambio, han negociado mejor y les doblan: se sitúan al nivel de argentinos y uruguayos --también han logrado repartirse al 50% los valores que entrega la FIFA--.

Las primas más bajas

Los más humildes, como Panamá, en su primera cita mundialista, se centran en repartir el premio por participar, esos ocho millones de dólares. En el caso de los panameños, los jugadores se repartirán una quinta parte de esta importe "básico”, un total de 1,45 millones de euros: 63.000 euros por cada jugador. Su federación ya les adelantó la mitad cuando lograron la hazaña de clasificarse para la fase final. Cuando la FIFA abone los premios económicos a cada participante, recibirán el segundo plazo.

Entrenamientos previos de Panamá para su debut este lunes ante Bélgica / EFE

Entrenamientos previos de Panamá para su debut este lunes ante Bélgica / EFE

Las cifras panameñas pueden parecer minúsculas en comparación con las españolas, pero en esos niveles también surgen las polémicas. En el pasado Mundial, la Federación de Costa de Marfil dobló sobre la marcha la cifra correspondiente a cada jugador, en el caso de alcanzar los octavos de final. La cuantía pasó de 25.000 a 50.000 euros, y las quejas estallaron a lo grande en un país que está a la cola del Índice de Desarrollo Humano. Era para motivarles más, pero no consiguieron pasar de la fase de grupos.

En el otro lado del tablero se encuentran las decisiones de las plantillas de Grecia y Argelia hace cuatro años. Ellas sí consiguieron alcanzar los octavos de final, pero cedieron todas las primeras que les correspondían. Los griegos, para proyectos sociodeportivos en su país, muy tocado tras la crisis. Los argelinos, para las comunidades más necesitadas de la Franja de Gaza y Cisjordania. Dos países que en este Mundial no están. Y que se evitan estos problemas.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información