Menú Buscar
Iniesta durante un lance del encuentro en Champions League / EFE

Un pragmático Barça salva tres puntos vitales

El equipo de Ernesto Valverde suma su segunda victoria en la Champions League (0-1)

5 min

Viajar por Europa, a diferencia de la mayoría de mortales, no le está sentando bien al Barça. Las últimas salidas por el viejo continente del conjunto azulgrana se están saldando con angustia, sufrimiento, sensaciones perniciosas y pocas alegrías, en definitiva, malos augurios para un equipo que busca recuperar su prestigio, su honra y un trono de campeón que no logra desde hace ya tres campañas con un tridente que ya es historia. En Portugal, el primer desplazamiento de la temporada en Champions, los de Ernesto Valverde firmaron un gris encuentro donde sumaron tres puntos vitales en busca de la primera plaza (0-1).

Y es que ser el rey de Europa no resulta tarea sencilla. Aunque el Real Madrid se empeñe en demostrar que con poco se puede llegar a lo más alto del olimpo, e incluso repetir, cada jornada de Champions League deja patente que hasta el más tonto hace relojes. Con un Paris Saint Germain que bajo la batuta de Neymar quiere lograr un hito inédito en su historia, un United que con Mourinho parece que ahora va más allá de defender y una larga lista de equipos como City, Chelsea, el primer equipo que logra vencer en el Wanda Metropolitano, el propio Atlético o la Juventus, pugnan en una batalla donde solo puede quedar uno y ese quiere ser el Barça.

Aprobado justo

Después de saldar con derrota los tres compromisos más importantes que disputó en Europa la campaña pasada --frente al City (3-1), París Saint Germain (4-0) y Juventus (3-0)-- cerca estuvo el Sporting de sumarse a una lista de encuentros que el Barça no debe obviar si no quiere repetir errores que lleven a un nuevo dislate final.

La defensa portuguesa evitó las internadas de Messi

La defensa portuguesa evitó las internadas de Messi / EFE

Ante un rival que demostró su condición de equipo incómodo y combativo, los pupilos de Ernesto Valverde supieron sufrir y mantener una renta mínima que les permite seguir dominando el grupo D. Sin Gerard Deulofeu, desconvocado en una semana donde su presencia más destacada ha sido lejos del césped y gracias a un vídeo que se ha convertido viral donde aparece bailando hardcore de forma entusiasta, la novedad más destacada fue la presencia de Sergi Roberto en el centro del campo y el paso al frente de Andrés Iniesta, más cercano al área portuguesa.

Con lo puesto y sin más sorpresas, ante un rival donde figuraban viejos conocidos como Mathieu y Coentrao, al Barça le costó horrores desplegar su juego asociativo y generar algo de peligro en la portería defendida por un habitual como Patricio.

Portería a cero

Repitiendo una condición que se está convirtiendo en una seña de identidad, el Barça volvió a conseguir mantener su portería a cero, un hecho indispensable cuando el juego no permite grandes alardes en noches aciagas. Sólidos atrás, con alguna laguna esporádica, los azulgranas frenaron los intentos portugueses liderados por un Bruno Fernandes que aparecía en escena como uno de los futbolistas a seguir.

El Barça mantuvo su portería a cero

El Barça mantuvo su portería a cero / EFE

Después de un primer acto insulso, una peinada de Luis Suárez acabó convirtiéndose en el gol en propia de Coates (0-1, 49'), el cuarto tanto en propia del que se beneficia el Barça esta temporada, en un premio excesivo que no desaprovecharon los azulgranas. 

Más pendientes de no correr riesgos atrás y de mantener la renta que de buscar el gol de la tranquilidad que nunca llegó, los de Valverde cosecharon una victoria que permite retomar la senda del triunfo lejos del Camp Nou, en una Champions League repleta de salidas que los azulgranas deberán superar si quieren acabar viajando hasta el Estadio Olímpico de Kiev.