Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El defensa francés del Barcelona Lucas Digne salta por el balón durante el partido contra el Getafe / EFE

Pifia del Barcelona en el Camp Nou

El FC Barcelona empata con el Getafe (0-0) en un triste partido y mantiene una ventaja de siete puntos con el At. Madrid

3 min

Esta es la historia de un equipo que se ha propuesto no perder, jugar sin brillantez y batir todos los récords posibles. Es la historia del Barça 2017-18, un equipo que ganará la liga sin andares briosos ni pasos renqueantes. Domingo tras domingo. Como ha hecho hoy contra el Getafe, esta vez incapaz de ganar, sacando un empate (0-0) y dejándose recortar dos puntos su ventaja con el Atlético de Madrid, ahora a siete de distancia.

Sin Piqué, Umtiti ni Vermaelen, con Inesta en el banquillo y 75.000 espectadores en el estadio, el Barça afrontó unos primeros 45 minutos igualados, donde el conjunto madrileño se plantó en el Camp Nou con un planteamiento rocoso que incomodó a los jugadores del equipo azulgrana, que no consiguieron poner en ningún momento en apuros al guardameta Vicente Guaita.

Salir del letargo

Esperando el acelerón de Messi en los segundos 45 minutos, después de que Coutinho ni Alcacer aportasen nada en la primera parte, el equipo de Ernesto Valverde buscó en la reanudación salir de su letargo con más convinción y pegada para lograr los tres puntos. De embestida en embestida, esperando la genialidad de agunos de sus astros del balón, el Barça buscó la portería de un Getafe bien replegado, que en todo momento buscó la intención de salir bufando a la mínima oportunidad que se presentaba.

El equipo de Bordalés se tapó muy bien y provocó el atasco de los azulgranas, encadenado a la genialidad de Messi. Pero en esta ocasión no apereció la genialidad del astro argentino. Ni Yerri Mina ni Luis Suárez, en las dos más claras oportunidades de los culés pudieron superar a un inconmensurable Guaita. Incluso, con el tiempo finalizado, Antunes pudo anotar para el Getafe de no ser ser por la parada de Ter Stegen.

Merecido resultado

El cuadro azulón aterrizó en la Ciudad Condal como un conjunto muy robusto, al que es muy difícil marcarle un gol, y así lo demostró. Sin perderle la cara en ningún momento y desquiciando al conjunto azulgrana. Falto de precisión y pegada el equipo de Valverde, no es tiempo para lamentarse por este empate, aunque si hay que pensar lo mucho que viene a partir de ahora y que de los últimos seis puntos tan solo se han logrado dos.