Menú Buscar
El motorista Dani Pedrosa

Pedrosa, Milito y Lorenzo Sanz: el deporte que no paga a Hacienda

La extinta UD Salamanca y el Recreativo de Huelva adeudan al fisco más de diez millones cada uno

2 min

El deporte vende, pero no siempre paga a Hacienda. Esta es la conclusión que se desprende de la lista de 4.855 morosos que la Agencia Tributaria ha publicado el miércoles en su sede digital. Entre otros nombres ilustres figuran el motorista Dani Pedrosa, que adeuda 7,85 millones, el exfutbolista Gabi Milito y el expresidente del Real Madrid, Lorenzo Sanz, a los que Montoro reclama 1,8 y 1,36 millones, respectivamente.

La tabla, que revela los impagos hasta el 31 de julio de este año, 'desnuda' a otros famosos del deporte, como Vicente Soriano, expresidente del Valencia CF, que ha dejado de pagar 1,14 millones de euros a las arcas públicas nacionales.

Balompié moroso

Con lo que respecta a sociedades deportivas, al ministerio que dirige Cristóbal Montoro no le ha temblado el dedo acusador. El mayor desfalco lo ha producido la extinta UD Salamanca, que ha dejado un agujero de 13,09 millones antes de disolverse. El podio de clubes de fútbol lo completan el Lleida (11,39 millones a pagar) y el decano del balompié español, el Recreativo de Huelva, con 11,1 millones de euros.

Otras entidades señaladas por Hacienda son el Real Murcia, que no había pagado 10,66 millones a 31 de julio, el Xerez, al que se le demandan 10,2 millones y el Racing de Santander, que se ha 'olvidado' de pagar 8,99 millones.

Otros deportes

La lista negra de Hacienda incluye una retahíla de clubes de baloncesto que adeudan al erario público. El peor parado es el Club Basket Girona, que arrastra deudas con Hacienda por valor de 10,1 millones de euros. A su vez, los históricos Joventut y Estudiantes han dejado de pagar a las arcas públicas 3,63 y 1,83 millones de euros.

En el plano empresarial, el Grupo Santa Mónica Sports, la joya de la corona del portafolio del empresario Jesús Samper, adeuda 11,9 millones de euros. Los administradores concursales, al frente del holding desde abril, deberán determinar si el fisco podrá recuperar la cantidad.