Menú Buscar
Leo Messi, en uno de los últimos entrenos de Argentina antes de su partido contra Croacia / EFE

Los 'Papeles de Panamá' vuelven a señalar a Messi

Nuevas revelaciones muestran que sus firmas opacas siguen activas y el país centroamericano investiga "operaciones sospechosas"

22.06.2018 09:56 h.
3 min

Mal le están yendo las cosas a Leo Messi estos días. Si no tenía suficiente con el Mundial, ahora se ha sabido que parte del entramado societario que la familia Messi utilizó en Panamá entre 2010 y 2013 para evadir el pago de impuestos continúa activa según las nuevas filtraciones de los Papeles de Panamá.

Las autoridades de Panamá abrieron en 2017 una investigación por "operaciones sospechosas" contra la sociedad Mega Star Enterprises Inc, vinculada al jugador argentino del FC Barcelona desde 2013 y cuya actividad sigue vigente, a partir de unos documentos del despacho de abogados Mossack Fonseca, especializado en la creación de empresas offshore.

Empresa inactiva

En 2016, la familia del jugador —él y su padre Jorge Horacio Messi Pérez, fueron condenados en 2016 por la Audiencia Provincial de Barcelona por tres delitos fiscales por haber defraudado 4,2 millones de euros a Hacienda durante los ejercicios 2007, 2008 y 2009—, aseguraron que esta sociedad estaba "totalmente inactiva" y que derivaba "de la antigua estructura societaria diseñada por las anteriores asesores fiscales" de la familia.

Sin embargo, la nuevas filtraciones de los Papeles de Panamá publicadas por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), indican que los Messi siguieron usando esta misma estructura societaria opaca en los ejercicios fiscales 2010 a 2013, hechos por los que no fueron juzgados al llegar a acuerdos administrativos con Hacienda. 

La familia Messi comenzó los trámites para adquirir Mega Star Enterprises en junio del 2013, justo un día después de que recibieran una denuncia en su contra de la Fiscalía de Barcelona. Tres años más tarde, el jugador y su padre fueron condenados por haber utilizado un entramado de firmas pantalla en Belice, Uruguay, Reino Unido y Suiza para evadir el pago de impuestos por la explotación de sus derechos de imagen.

Messi fue condenado a 22 meses de prisión en suspenso y 2,1 millones de euros de multa por defraudar al fisco entre 2007 y 2009. La sentencia fue confirmada por el Tribunal Supremo en mayo de 2017, aunque al padre se le rebajó la pena de prisión a 15 meses y la multa a 1,4 millones de euros.