Menú Buscar
Imagen de una de las campañas contra la violencia de la Federación Catalana de Fútbol que busca erradicar trifulcas como la vivida en Girona / FCF

Padres y jugadores se embrollan en una trifulca entre cadetes en Girona

El prestigioso MIC en la Costa Brava vivió un capítulo poco habitual en la pelea entre la UE Sants y el Club La Vall de Castellón

31.03.2018 17:10 h.
2 min

Acostumbrados a que la Mediterranean Internacional Cup (MIC) llene los campos de fútbol de la Costa Brava de sonrisas, buen ambiente, fútbol de nivel, historias curiosas y jóvenes talentos, lo ocurrido este viernes en el Municipal de Llagostera sorprendió a todos los presentes en un torneo que reúne a más de 9000 niños en la presente edición.

El encuentro correspondiente a los dieciseisavos de final de la categoría B1 --para cadetes de segundo año-- entre la UE Sants y el Club la Vall de Castellón finalizó de la peor manera posible dejando una lamentable imagen que dista mucho de lo esperado en un torneo de tanto prestigio y reconocimiento mundial. Con el objetivo de seguir avanzando en la lucha por el título --sin olvidar de que se trata de un campeonato amistoso--, catalanes y valencianos protagonizaron un duelo de máxima tensión.

Un gol de los castellonenses --que aseguran que tres de sus integrantes tuvieron que ser hospitalizados tras lo ocurrido-- cuando un futbolista del conjunto catalán se encontraba tendido sobre el césped desató las tensiones que no acabaron tras el pitido del colegiado. Una vez finalizado el duelo entre chicos de 14 y 15 años, con la victoria final del Club La Vall por 3-0, futbolistas y familiares --que dejaron la grada para acudir al césped del Municipal de Llagostera-- protagonizaron una estampa deplorable con agresiones, insultos y la aparición de los Mossos d'Esquadra.