Menú Buscar
Nuevo portazo del fútbol italiano a Mediapro / EFE

Nuevo portazo del calcio a Mediapro

La productora de Jaume Roures realizó infructuosamente una nueva tentativa para hacerse con los derechos televisivos

06.06.2018 13:17 h.
3 min

Mediapro ya puede dar por pérdidos los derechos televisivos de la Serie A para 2018-21 tras de un intento final rechazado por la liga italiana de fútbol. El calcio no aceptó las garantías presentadas por el grupo audiovisual de Jaume Roures, por valor de 1.600 millones de euros, y sacó nuevamente a concurso los derechos audiovisuales de la competición italiana.

Una semana después de que la Lega acordase rescindir el contrato con Mediapro, el grupo de Jaume Roures acudió de nuevo con unas garantías constituidas por Imagina (los accionistas actuales) y Orient Hontai, certificado por KPMG, por un total de 1.600 millones de euros. No obstante, según anunció Gaetano Miccichè, presidente de la liga, estas garantías adicionales "no se ajustaron a lo requerido desde el punto de vista cuantitativo y formal".

Nuevo concurso

Tras esta decisión, la Lega puso en venta de nuevo los derechos audiovisuales y anunció la apertura de negociaciones que finalizarán el próximo viernes, día 8, momento en el que la Asamblea asignará "total o parcialmente" los paquetes. En este sentido, Miccichè dijo que hay una oferta de Arabia Saudí para acoger la próxima Supercopa que es más ventajosa para los intereses de la liga italiana.

El problema para Mediapro ya no es solo el portazo recibido, sino que la Serie A se niega a devolverle los 64 millones de euros de depósito fruto del concurso cerrado en febrero, por el que la productora catalana se hacía con los derechos para la competición italiana para el trienio 2018-21 por un total de 1.050 millones de euros anuales.

"Soy leal a los contratos", ha justificado Miccichè. Y "el contrato ya tenía en cuenta ese depósito, que permanecerá en las arcas de la Lega". Ante este movimiento, Mediapro está estudiando opciones, entre las que no descarta acudir a los tribunales. Roures ya denunció la pasada semana las condiciones planteadas por la liga italiana. "Nos piden un tipo de garantías que nadie nos había pedido nunca ni aquí ni en Francia ni en la Champions ni en ningún sitio", subrayó.