Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El golf es un juego ideal para hacer negocios / EFE

'Netgolfing': la moda de hacer negocios jugando al golf

Comienzan a organizarse circuitos exclusivos para que el mundo empresarial se relacione practicando este deporte

6 min

Siempre se ha dicho en el mundo empresarial que los mejores negocios se cierran después de jugar al golf o en el bar de los hoteles. Ambos escenarios, alejados de un escritorio o de una mesa de juntas, son ideales para tomar decisiones para muchos ejecutivos. Sobre todo el golf, deporte asociado al dinero, y a kilómetros del mundanal ruido de las ciudades para jugar y entablar algún tipo de negociación, dar a conocer sus servicios e intercambiar experiencias de negocios.

Es lo que se empieza a denominar en la actualidad netgolfing, un tipo de networking de calidad en un entorno exclusivo y relajado con directivos influyentes. Este término ha sido acuñado por los españoles del Executive Golf Cup-Trofeo Tomtom, un circuito dirigido a directivos de empresa, cuyos objetivos principales son disfrutar del golf con amigos y clientes en un ambiente privilegiado y generar un clima idóneo para fomentar las relaciones personales y profesionales entre los participantes y las empresas asociadas.

Lazos empresariales

La idea de jugar y hacer negocios no es nueva; el término y la competición, sí. Resulta que disputar un partido de golf para reforzar lazos empresariales o cerrar acuerdos se hace desde mucho tiempo como competición privada organizada por la misma empresa. Hasta ha sido utilizado por diplomáticos para limar asperezas entre países en situaciones de conflicto. Todo ello para aprovechar que recorrer 18 hoyos de un campo de golf ocupa aproximadamente entre cuatro y cinco horas. Y eso, estratégicamente, supone un tiempo suficiente para lograr lazos de amistad entre los diferentes brokers, consultores, directivos, representantes de cualquier compañía u organización.

El golf combina técnica, concentración y libertad / EFE

El golf, en sus cuatro o cinco horas de partido, combina técnica, concentración y libertad / EFE

La organización de minitorneos de este deporte entre semana en los diferentes clubes permite alejarse de las aburridas reuniones y disfrutar de un entorno natural excelente para combinar técnica, libertad y concentración. Muchas veces son fiestas o aniversarios que pretenden, únicamente, pegarle a la bolita y crear comunidades de amigos entorno a las marcas que representan.

Esto fue lo que hizo durante unos años la editorial catalana MC Ediciones antes de quebrar. La familia Cadena, propietaria de esta compañía que llegó a editar hasta 70 revistas especializadas, se llevaba al Club de Golf Montanyà a sus clientes más fieles y a quienes todavía no había cazado para poder reforzar o iniciar negocios. Así durante unos años, donde el equipo comercial se preocupó de que el deporte y los business fuesen de la mano en todo momento.

Executive Golf Cup

Ahora, esta fiesta deportiva-empresarial ha comenzado a salir de su privacidad para hacerse pública. Hasta el punto de que ya ha sido bautizado como netgolfing gracias a Executive Golf Cup, que organiza un torneo por diferentes campos de la capital de España para encontrar un buen momento donde los negocios sintonicen con un deporte donde el nivel de honestidad, respeto y dedicación es su principal baluarte.

Executive Golf Cup – Trofeo TomTom está celebrando este año su segunda edición / EXECUTIVEGOLFCUP

Executive Golf Cup – Trofeo TomTom está celebrando este año su segunda edición / EXECUTIVEGOLFCUP

El torneo, ya en su segunda edición, tiene visos de convertirse en uno de los circuitos de referencia en España como generador de contactos y relaciones comerciales entre directivos y empresas a través del golf. Además, propio de este deporte, por muy popular que se haga, su exclusividad hace que la experiencia del jugador y la interrelación profesional sean óptimas.

Plazas limitadas

Según Esteban Berriochoa, director de circuito: “Eso se consigue atrayendo a las mejores empresas y jugando en los mejores campos”. Para él, “la exclusividad consiste en que los torneos alberguen únicamente un máximo de 72 jugadores, lo que facilita que todos se conozcan entre sí, que el campo vaya fluido y que la experiencia sea maravillosa. Pero por encima de todo nos centramos en las personas, porque nuestro reto es conocer personalmente a todos los participantes del circuito”, añade.

Page Group, Mantequerías Arias, Valdeluz, Koycera, Pastas Rana, Telefónica, Pierre Vacances, Coca Cola, Tom Tom, Osborne, entre otros, son habituales en este torneo, bien como patrocinadores o como participantes. Juegan en formato Fourball, por parejas, y una vez acabado, tras otorgar el premio de la Corbata Verde al vencedor, comienza el turno del networking. Es el hoyo 19, la guinda del campeonato, una competición que representa el hilo conductor de conversaciones que derivarán, en muchos casos, en verdaderos negocios y amistades. Casi nada.