Menú Buscar
El Nàstic está viviendo su mejor momento económico / Nàstic

El Nàstic endereza el rumbo de su gestión financiera

El club ha restructurado su economía a través de ingresos por traspasos, patrocinadores, derechos televisivos y ampliaciones de capital

6 min

El Nàstic de Tarragona sorprende. Si en el terreno de juego, su fútbol esta temporada da una de cal y otra de arena, en los despachos es un rodillo con el fin de sanear sus cuentas. Ha conseguido despejar definitivamente los fantasmas que sobrevolaron el Nou Estadi cuando antes del ascenso se evitó el concurso de acreedores, y para la temporada 2017-18 presentan un presupuesto que ronda los 12 millones de euros y esperan un superávit de 1,2 millones de euros.

Después de la presente temporada, el club encadenará tres años consecutivos de beneficios que permitirán sanear las cuentas gracias en parte al ascenso a Segunda División en la temporada 2014-15, lo que ha supuesto para la entidad mayores ingresos por derechos de televisión y explotación comercial. Además, en junio de 2018, cuando finalice la presente temporada, liquidará su deuda con la Agencia Tributaria, que en 2012 era de 7,2 millones de euros, y que se ha reducido progresivamente hasta los 3,2 millones al final de la campaña 2016-17.

Política de traspasos

La política de traspasos del Nàstic, uno de los elementos clave en la reestructuración de la deuda que el club mantiene con Hacienda, se ha basado en dos frentes. Por un lado, en fichar jóvenes talentos para luego venderlos a otros equipos por un precio superior; y, por otro, en realizar la misma operación con futbolistas formados en la cantera. Mientras que en las dos últimas temporadas estos traspasos han supuesto unos beneficios netos de 3,76 millones de euros, en la actual se esperan ingresar 1,46 millones de euros más. Unas cifras que superan los cinco millones de euros de beneficios solo por la venta de jugadores.

Los futbolistas surgidos de la base están siendo claves en el crecimiento del club

Los futbolistas surgidos de la base están siendo claves en el crecimiento del club / Nàstic

Entre estas operaciones se encuentran la de José Naranjo, delantero que abandonó el Nou Estadi después de que el Celta de Vigo depositara la cláusula de rescisión de tres millones de euros al final de la temporada 2015-16. Después de haber gozado de pocos minutos, Naranjo se marchó al Genk belga y esta temporada juega cedido en el CD Leganés. Pablo Marí, central formado en la cantera del Real Mallorca, abandonó la entidad tarraconense para fichar por el Manchester City para la temporada 2016-17. El club inglés lo cedió al Girona, primero y al NAC Breda holandés, después.

También, hay que sumar a esta política de traspasos la venta del lateral derecho Gerard Valentín al Deportivo de la Coruña y la marcha de Fabrice Ondoa, guardameta camerunés, que fichó por el Nàstic en enero de 2016 por tres temporadas y se marchó cedido en verano al Sevilla FC para jugar en el filial. El pasado mes de mayo los sevillistas ejercieron la opción de compra incluida en el contrato.

Ampliaciones de capital

La segunda parte del plan para acelerar la reducción de la deuda ha estado dirigida a ampliaciones de capital, por las cuales los accionistas han aportado 2,69 millones de euros. Respecto a ello, las dos últimas se produjeron en febrero y mayo del presente año, cuando la junta de accionistas autorizó al consejo de administración una ampliación de un máximo de 1,5 millones de euros.

Los futbolistas del Nàstic durante una sesión de entrenamiento

Los futbolistas del Nàstic durante una sesión de entrenamiento / Nàstic

El capital social del club aumentó en un millón de euros, repartidos en febrero y mayo. Lluís Fàbregas, director general del Nàstic, enmarcó estas operaciones en un plan que “se inició hace cinco años para sanear al 100% el club”.

Actualmente, el 73% del accionariado se reparte entre accionistas minoritarios que no superan el 5% del capital. El 27% restante pertenece al Ayuntamiento de Tarragona en un 17,93% y a Promoesport en un 8,93%, agencia de representación que trabaja con varios futbolistas del equipo catalán.

Derechos televisivos y patrocinadores

Por lo que se refiere a los derechos de televisión, representan el 43% de la facturación del club. Mientras que en la pasada temporada supusieron unos ingresos de 15,98 millones de euros, en la presente se situarán en torno a los 12 millones de euros.

Hummel es la marca encargada de vestir al Nàstic

Hummel es la marca encargada de vestir al Nàstic / Nàstic

Respecto a los patrocinadores, el área comercial espera ingresar cerca de dos millones que procederán principalmente del patrocinador principal, la constructora Sorigué; del proveedor técnico, Hummel y del acuerdo de patrocinio con Estrella Damm. Por otra parte, la celebración de los Juegos Mediterráneos de 2018 en Tarragona supondrá una inversión de 1,7 millones de euros en la reforma del Nou Estadi, que correrán a cargo del Consejo Superior de Deportes (CSD).

Sin duda, a falta de goles y resultados del primer equipo, al menos en Tarragona los socios y aficionados pueden alardear de los números positivos del club, en la línea de la gestión financiera de las últimas temporadas tras años en los que la salud económica del Nàstic peligraba. La tendencia ha cambiado y así se comprueba.