Menú Buscar
Uno de los cuatro conjuntos del Nàstic Manresa en su visita a Madrid / Gimnàstic Manresa - Luis Moreno "Photo"

Nàstic de Manresa, ¿el filial catalán del Real Madrid?

Cuatro conjuntos de las categorías inferiores del club del Bages viajan a la ciudad deportiva madridista en la rúbrica del acuerdo de colaboración entre ambos

5 min

El talento que puede atisbarse cada fin de semana en los diferentes campos de fútbol de Cataluña es un hecho que no pasa desapercibido para los clubes más importantes de España ni del resto de Europa. Ejemplo de ello es el Real Madrid. La entidad madridista, habitual con su equipo de ojeadores en tierras catalanas, no duda en reforzar sus categorías inferiores con jugadores made in Cataluña que cada verano dan el salto hacia la Comunidad de Madrid con el sueño de vestir en un futuro la zamarra blanca por el césped del Santiago Bernabéu

No obstante, en los últimos años, esa tendencia iba a la baja. Conocedor de la dificultad de imponerse en un mercado tan cotizado como el catalán, el Real Madrid ha extendido su política de acuerdos de colaboración hasta Cataluña para volver a la caza del talento. De la mano del Gimnàstic de Manresa, que cuenta con 40 conjuntos registrados en la Federación Catalana de Fútbol (FCF), el club madridista ha encontrado en el Bages una entidad colaboradora con la cual poder tener más a mano el talento que se desarrolla en los diferentes campos catalanes.

Tras cosechar el mayor éxito de su historia con el ascenso a División de Honor Juvenil, el Gimnàstic de Manresa está viviendo una temporada de ensueño con la salvación en la máxima categoría cada vez más cerca y con el crecimiento de conjuntos como el cadete A, cuarto en División de Honor, o el infantil A, también ocupando la cuarta posición en la División de Honor de su edad. Registros que le han permitido situarse por delante de su histórico rival, el Centre d'Esports Manresa.

Del Barça al Madrid

El pasado verano, Real Madrid y Gimnàstic de Manresa formalizaron un acuerdo de colaboración que el pasado fin de semana ya tuvo visibilidad en la Ciudad Deportiva de Valdebebas (Madrid). Cuatro conjuntos de la entidad catalana (el cadete A, dos infantiles y un combinado de alevines) se desplazaron hasta la capital española para llevar a cabo una experiencia que consistió en conocer a fondo el lugar de trabajo de las futuras estrellas blancas y la disputa de distintos enfrentamientos ante equipos del fútbol base madridista.

La visita de una expedición de 90 personas a Madrid fue la rúbrica del cambio que ha adoptado el Gimnàstic de Manresa. Después de su buen entendimiento con el Barça, siendo uno de los clubes catalanes que más jugadores aportaban a final de temporada a La Masía, los manresanos se han aliado con el Real Madrid convirtiéndose en un posible puente de futbolistas entre ambas ciudades en una vinculación que da prioridad pero no exclusividad.

Los responsables deportivos madridistas tendrán preferencia, además de un conocimiento mucho más amplio y comprobable a través de quedadas, informes continuos y amistosos, de los talentos del Gimnàstic de Manresa, pero la actual vinculación no impedirá que Barça, Espanyol, Villarreal u otros clubes puedan hacerse también con jugadores de la base de un club del Bages que también se beneficiará económicamente y a través de material deportivo del histórico interés del Real Madrid en Cataluña.