Menú Buscar
Una imagen de archivo de Jaume Roures, el máximo responsable de la produtora Mediapro.

Murdoch arrincona a Roures en el fútbol italiano

La presión de Sky en los tribunales para que Mediapro no se haga con el Calcio afecta al plan expansionista de la productora catalana

18.04.2018 00:00 h.
5 min

Divertido está el fútbol italiano con las operaciones de Jaume Roures. A falta de Mundial este verano, ha aparecido el empresario catalán con su productora para sacar del aburrimiento a los aficionados debido a las acusaciones que está recibiendo por la adquisición de los derechos televisivos de la liga italiana por tres temporadas. Hasta tal punto, que la justicia de aquel país ha suspendido la compra de la emisión del Calcio a raíz del recurso presentado por el grupo italiano Sky, propiedad de Rupert Murdoch, para saber si la adjudicación se ajusta a la legislación italiana.

Esta decisión judicial deja en vilo el proyecto de Mediapro en Italia, pues los plazos que tenía la productora catalana para ofrecer las imágenes deberán desplazarse en el tiempo a la espera del fallo del Tribunal de Milán el próximo 4 de mayo. "El más dañado de todo esto es el fútbol italiano, no creemos que esta situación sea buena para su imagen y estabilidad”, han dicho fuentes de Mediapro a la agencia Ansa.

El principio del conflicto

El origen de todo este conflicto entre televisiones está en la oferta que Mediapro hizo el pasado 5 de febrero de 1.050 millones de euros para hacerse con las imágenes del campeonato de la liga italiana entre 2018 y 2021. Presentar una propuesta por encima de los 1.000 millones era el requisito impuesto por el Calcio en la subasta y con esta cantidad cumplió el primer paso de su objetivo: crear un canal oficial de la Lega Serie A cuyos programas se alquilasen a las televisiones de pago y a los operadores de Internet.

Enfrentamiento de este fin de semana de la Seiie A entre el Atalanta y el Inter (0-0) / EFE

Enfrentamiento de este fin de semana de la Serie A entre el Atalanta y el Inter (0-0) / EFE

En lo que no cayó la productora de Roures, primero, fue en que la Autoridad Garante de la Competencia (AGCM) frenaría la idea de crear un canal corporativo de la competición para comercializar directamente entre los consumidores; y, segundo, que la adjudicación provocaría la protesta de la televisión privada italiana Sky Sport que, a través de sus abogados, pidió que la oferta de Mediapro se considerase inaceptable, pues consideró que la productora catalana no había participado en el concurso como un intermediario independiente, sino como un "auténtico operador de la comunicación".

Acto seguido, la empresa de Murdoch puso la maquinaria en marcha para pedir a la Lega Serie A que considerase inadmisible la oferta de Mediapro, ya que, además, en Italia según el Decreto Melandri está prohibida la venta de todos los derechos a un único operador. Decreto, este, además, que desde su aprobación siempre ha otorgado los derechos televisivos con muchos meses de antelación y no como ahora, que a cuatro meses del inicio de la temporada no se sabe todavía a quién corresponderán.

Una fecha determinante

Las cosas, por eso, pueden cambiar a partir de la decisión del Tribunal de Milán. El juez se ha dado de plazo hasta el 4 de mayo para pronunciarse sobre el encaje de la adjudicación con la legislación italiana, tras aceptar a trámite la petición de Sky de que suspenda temporalmente el periodo de presentación de ofertas que puso en marcha el grupo audiovisual español por las retransmisiones del campeonato.

Los derechos televisivos en Italia se han demorado este año más que nunca / PIXABAY

Los derechos televisivos en Italia se han demorado este año más que nunca / PIXABAY

Resulta que el hecho de que el tribunal no se pronuncie hasta esa fecha modifica el calendario previsto por Mediapro, que el 26 de abril, de hecho, debe presentar una garantía de 1.200 millones de euros para los derechos de televisión. Por ello, había puesto de plazo hasta el 21 de abril para recibir ofertas de los operadores. Un plan que se ha ido al traste y que complica todavía más el crispado escenario del fútbol italiano, una bomba de relojería en los últimos tiempos.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información