Menú Buscar
La plantilla del Barça celebra la última Champions del club azulgrana / FC Barcelona

El Mundial acerca la Champions al Barça

Los azulgranas han logrado sus últimos dos títulos europeos después de la disputa del torneo de selecciones

4 min

Son horas y días complejos para el barcelonismo. Relegado al olvido, el doblete cosechado por el Barça de Ernesto Valverde no ocupa portadas. No sirve como tema en cualquiera de aquellas entusiastas tertulias que surgen en un bar. Los dos títulos azulgranas han dado paso a la conquista europea del Real Madrid. La tercera consecutiva. La decimotercera de su historia. Los madridistas son los reyes de Europa. Discutir su hegemonía sería una sandez. Visto lo visto, equiparar dichos títulos también lo es. 

Sin excesivos argumentos para rebatir la supremacía del eterno rival en el viejo continente, en la ciudad experimentan un engorroso momento en el que todo vale para aferrarse a cualquier aliciente que haga creer que la conquista de la cuarta Champions League consecutiva –la decimocuarta en el palmarés– no se producirá. Por ende, la aparición en el calendario del Mundial de Rusia les va a servir a muchos para recobrar la ilusión de ver a los azulgranas alzándose con la Copa de Europa en el Wanda Metropolitano de Madrid.

El Mundial como remedio

Mirando una vez tras otra cómo se produjo la conquista de Wembley en 2011 o la de Berlín en 2015, muchos aficionados azulgranas han intentado paliar un cruel fin de semana con el visionado de las finales que situaron al equipo culé en lo más alto. Los dos últimos títulos europeos del Barça comparten un elemento en común: ambos se produjeron después de la disputa de un Mundial de fútbol

Meses después del delirio colectivo originado por el gol de Andrés Iniesta en el Soccer City de Johannesburgo (11 de julio de 2010), con el que España logró su primer Mundial, el propio centrocampista junto a Messi, Pedro, Villa, Xavi, Puyol, Busquets o Abidal –liderados por Pep Guardiola alzó la cuarta Copa de Europa de la historia del Barça en la final disputada en Wembley (28 de mayo de 2011) ante el Manchester United de Álex Ferguson

Leo Messi durante el festejo del triplete en el Camp Nou

Leo Messi durante el festejo del triplete en el Camp Nou / FC Barcelona

Repitiendo argumento, el último cetro europeo llegó como lo hizo el penúltimo. Con un Mundial de por medio. Cuatro años más tarde, Alemania conquistó el cielo de Brasil después de dejar a Leo Messi sin el título que tanto anheló (8 de julio de 2014) y tras hacer historia en unas heroicas semifinales en las que firmó un 1-7 ante la canarinha en el estadio Mineirão. Meses más tarde, el convaleciente astro argentino –formando un tridente para la historia– guió al Barça hacia el título de campeón de Europa (6 de junio de 2015) en Berlín. 

Como si la premisa obligara a postergar las alegrías europeas hasta la entrada del año mundialista, que este verano los mejores combinados se citen en Rusia es sinónimo de optimismo para una afición que hace demasiado tiempo que no ve a los suyos reinando en Europa.