Menú Buscar
Los aficionados del RCDE Stadium observan a Quique Sánchez Flores / EFE

Los Mossos detienen al agresor de la estelada

El joven está acusado de herir a dos personas que desplegaron la bandera independentista en el duelo entre el RCD Espanyol y el Villarreal

2 min

Tema zanjado. Dos semanas después de los hechos, los Mossos d'Esquadra han confirmado este sábado la detención del joven aficionado que agredió a dos personas durante el encuentro entre el RCD Espanyol y el Villarreal disputado en el RCDE Stadium, en una ataque que se inició por discrepancias ideológicas.

Los hechos surgieron cuando un hombre de 80 años y su nieto mostraron una estelada en el estadio blanquiazul, un hecho que originó los reproches del presunto agresor, un hombre de 23 años, de nacionalidad española, vecino de Barcelona y que no es socio del club blanquiazul. Finalizado el partido, el joven increpó y golpeó a la persona de avanzada edad en las costillas para, instantes después en otro punto del estadio, causarle un corte en la ceja al nieto de la víctima.

En libertad con cargos

Comprobadas que las lesiones que sufrieron las víctimas "eran de cierta consideración", los Mossos constataron que la motivación de las agresiones se incluyen en un delito contra el ejercicio de los derechos fundamentales y las libertades públicas. En esa línea, horas después de los incidentes y conocidos los hechos, el RCD Espanyol emitió un escrito en el que abogó por "la paz social en Cataluña" y expresó "su condena más absoluta a todo incidente de violencia física y/o verbal y muestra su compromiso más firme a erradicar estas actitudes en el deporte y en la sociedad".

El joven, acusado de dos delitos de lesiones y uno contra el ejercicio de los derechos fundamentales y las libertades públicas, ha pasado a disposición en el juzgado de guardia y ha quedado en libertad con cargos.