Menú Buscar
El Milán sigue con problemas con el fairplay financiero que impone la UEFA / EFE

El Milán se encuentra en la cuerda floja

La UEFA rechazó su plan financiero y el club seguirá sujeto al proceso de supervisión

3 min

El histórico Milán sigue metido en problemas. Cuando parecía resuelta su crisis futbolística, ahora le aparece la económica. La injección económica tras la llegada de Yonghong Li no convence a la UEFA y su estricto seguimiento financiero. Los problemas en el conjunto italiano solo han hecho que empezar. El organismo, por medio de su Cámara de Investigación del Comité de Control Financiero de Clubes (CFCB), ha decidido "no concluir" el plan financiero que le fue presentado en su momento por el Milan, que seguirá sujeto al proceso de supervisión y evaluado en los primeros meses de 2018.

El consejero delegado del Milan, Marco Fassone, se reunió el 9 de noviembre con miembros de la UEFA, en la sede de Nyon (Suiza), para dialogar sobre el denominado "Voluntary Agreement", un acuerdo voluntario que los clubes que tienen nuevas propiedades pueden estipular con el organismo que gestiona el fútbol europeo para conseguir facilidades económicas.

El club milanés, con la llegada a la propiedad del empresario chino Yonghong Li, que compró en 2016 el club a Silvio Berlusconi, había invertido unos 200 millones de euros en el mercado de fichajes de verano 2017, lo que ponía en riesgo el cumplimiento del conocido como juego limpio financiero.

La investigación se mantiene abierta

Ante estas dudas, el Milan presentó a la UEFA un plan económico voluntario que resolviese la situación, el cual ha sido ahora rechazado por la CFCB. "Tras un cuidadoso examen de toda la documentación presentada y de las explicaciones facilitadas, la Cámara ha decidido no concluir uno acuerdo voluntario con el Milan", se recoge en un comunicado del organismo.

Según la nota, en particular "la Camara ha considerado que, a día de hoy, existen aún incertidumbres en relación con la refinanciación de los préstamos a reembolsar en octubre de 2018 y las garantías financieras proporcionadas por el accionista principal". Por ello, se concluye, el "Milan continuará estando sujeto al proceso de monitoreo continuo y la situación se evaluará de nuevo en los primeros meses de 2018".