Menú Buscar
Philippe Coutinho, el fichaje más caro del mercado de invierno, en el derby de este domino / EFE

El mercado de invierno sonroja al fútbol

La competición española es la segunda que más ha gastado, con 367,5 millones de euros, en un mes de fichajes millonarios

8 min

Muchas lecturas se pueden hacer del mercado de invierno que acaba de cerrar. Por ejemplo, que los clubes de La Liga gastaron 367,5 millones de euros e ingresaron 160,35 millones en ventas. O que el FC Barcelona realizó el fichaje más caro de su historia. O que el Real Madrid acabó no fichando a ningún jugador. Sea como fuere, la realidad es que la tónica fue  “parchear” los más modestos y gastar a lo grande los más poderosos. No solo en España, sino a nivel internacional.

En el último día de enero se cerró el mercado invernal más caro de la historia. Los equipos de las cinco ligas europeas más importantes gastaron en torno a 900 millones de euros, cifra que supera por mucho los 655 millones del curso pasado, lo que es una cantidad estratosférica que confirma que el mercado actual mueve capital como nunca antes lo había hecho en la historia del fútbol.

Inversiones millonarias

La Premier League y la Liga fueron las que más dinero invirtieron (456,3 y 367,5 M €, respectivamente), y en el caso de la española se multiplicó por diez el gasto respecto al mercado invernal de 2017. El seísmo se inició en la Premier, después de que el Liverpool anunciase el fichaje de Virgil Van Dijk (el defensa más caro de la historia) después de abonar 85 millones de euros al Southampton por sus servicios (y superando los 57 M € que el Manchester City pagó este verano por Kyle Walker)

El defensor del Liverpool Van Dijk mostrando su nueva camiseta del Liverpool / LFC

El defensor del Liverpool Van Dijk mostrando su nueva camiseta del Liverpool / LFC

El FC Barcelona cerró rápidamente el fichaje más caro de su historia y de esta ventana invernal, tras pagar 120 millones de euros más 40 millones en variables por Philippe Coutinho, siguiendo con la nueva lógica del mercado que inauguró el pasado verano el PSG (tras pagar 400 M € por Neymar y Mbappé), en la que los clubes con mayor poder financiero manejan cantidades astronómicas. Además, el Barça incorporó al central colombiano Yerry Mina, tras pagar 11,8 millones de euros al Palmeiras.

El At de Madrid es otro de los grandes inversores, aunque con matices. Los colchoneros incorporaron a Diego Costa (55 M €) y Vitolo (37,5 M €) en operaciones que ya se habían cerrado en verano, pero que fueron aplazadas por la sanción FIFA. Es el mercado de fichajes más caro de la historia del conjunto dirigido por Diego Pablo Simeone, solo superado por el Liverpool y el Manchester City, además del Barcelona.

Sorpresa vasca

Uno de los grandes bombazos del mercado llegó desde Bilbao. La seña de identidad del Athletic es Lezama, donde se forman los jóvenes futbolistas que sueñan con pisar algún día San Mamés. No es un equipo que se caracterice por gastar, pero la marcha de Aymeric Laporte al City de Guardiola, previo pago de la cláusula de 65 millones dañó deportivamente al conjunto vasco. Poco antes de finalizar el mercado y casi sin margen de maniobra, los “leones” arrebataron a Íñigo Martínez a la Real Sociedad, su eterno rival, tras depositar la cláusula de 32 millones.

El central internacional Iñigo Martínez (d), junto al presidente del Athletic Club, Josu Urrutia, durante su presentación como nuevo jugador del club / EFE

Iñigo Martínez, junto al presidente del Athletic Club, Josu Urrutia, durante su presentación como nuevo jugador del club / EFE

El Valencia CF, que se mantiene en la parte alta de la clasificación después de dos años muy desastrosos, se gastó 13,5 millones de euros en Francis Coquelin, centrocampista francés que llegó procedente del Arsenal. La otra incorporación estrella y el preferido de Marcelino es Luciano Vietto, que viajó desde el Wanda Metropolitano en calidad de cedido. El conjunto ché cuenta con una opción de compra que se sitúa en torno a los 15 millones.

También aparecen los dos equipos sevillanos de la liga, Sevilla FC y Real Betis. Los sevillistas se hicieron con los servicios de Guillherme Arana por 11 millones de euros (lateral izquierdo procedente del Corinthians), mientras que los béticos incorporaron al exazulgrana Marc Bartra, por el que pagarán la mayor parte de la operación el próximo verano, cuando cuente con la liquidez suficiente para afrontar la cifra de 10,5 millones de euros del traspaso del defensa catalán.

Dinero chino

El Villarreal CF obtuvo del fútbol chino 40 millones del delantero franco-congoleño Cedric Bakambu. Este es el segundo traspaso de un jugador del Villarreal a un club asiático en poco más de un año, después de que el conjunto amarillo vendieran al brasileño Alexandre Pato por 18 millones al Tianjin Quanjian. Para llenar ese hueco ficharon a Roger Martínez, delantero colombiano, que llegó cedido, con opción de compra a final de temporada en torno a los 15 millones.

Héctor Moreno posando con los colores de su nuevo club, la Real Sociedad / EFE

Héctor Moreno posando con los colores de su nuevo club, la Real Sociedad / EFE

La Real Sociedad cierra la lista de las diez inversiones más grandes de la Liga con el fichaje de Héctor Moreno, por la necesidad de cubrir el vacío que deja Íñigo Martínez. El capitán de la selección mexicana (procedente de la Roma), que costó seis millones al conjunto donostiarra, conoce la liga española por su paso por el RCD Espanyol, cuya camiseta defendió desde el 2011 hasta el 2015.

La Premier lidera

La Premier League encabezó un año más la lista de las competiciones con mayor gasto en traspasos (456,3 M €), seguida de La Liga (con 367,5 M €), la Bundesliga (75,5 M €), La Ligue 1 francesa (56,2 M €) y, finalmente, la Serie A italiana (28,5 M €), según Global Soccer Network, la agencia de calificación para futbolistas profesionales.

En la liga inglesa también destacó el fichaje de Aubameyang, por quien el Arsenal desembolsó 63 millones de euros al Borussia Dortmund, y el intercambio de cromos entre el Manchester United y el Arsenal. Alexis Sánchez, exazulgrana, pasó a las órdenes de José Mourinho mientras que el extremo armenio Henrikh Mkhitaryan se puso a disposición de Arsène Wenger.

La realidad del fútbol

Este último mercado de fichajes representa a la perfección el presente y futuro de la industria del fútbol. La ventana de enero, que siempre había sido residual, movió más de 1.500 millones de euros entre esta y la pasada temporada. Unas cifras a las que ya el fútbol se está acostumbrando. Casi nada.