Menú Buscar
Mediapro pierde candidatos en sus pujas en España

Mediapro pierde candidatos en sus pujas en España

Vodafone se ha retirado de la subasta para emitir la Champions y Orange y Movistar hacen una oferta a la baja

2 min

Los problemas que está sufriendo Mediapro en Italia han llegado justo cuando en España está en plena puja por la Champions League, competición cuyos derechos tiene en exclusiva la productora de Jaume Roures, a través de su canal Bein Sports, y a la que las operadoras le han dado la espalda.

Vodafone se ha retirado de la subasta para emitir la Champions las tres próximas temporadas, 2018-19, 2019-20 y 2020-21, y Movistar y Orange, en cambio, sí han pujado, pero con una oferta por debajo de lo que pide Roures y que supondrá que mantengan a partir de ahora negociaciones con la propietaria de los derechos de esta competición, Mediapro, obtenidos por unos 1.100 millones de euros en exclusiva en la última subasta.

Precios al alza

Los precios desorbitados que mueven los derechos televisivos obligaron a Vodafone el pasado 6 de abril a no pujar, mientras Movistar y Orange presentaban sendas ofertas, pero muy alejadas de las pretensiones económicas que pedía la productora catalana en el pliego de condiciones. Situación que obligará a Mediapro, si no decide cambiar de estrategia, a negociar con el fin de rebajar el precio o cambiar las condiciones de explotación para llegar a un acuerdo.

Los aprietos para “colocar” el fútbol europeo, más sus disputas en Italia, coincidirán también con la batalla por los derechos televisivos de La Liga, cuya factura amenaza con ser mayor aún. La Liga de Fútbol Profesional (LFP) de Javier Tebas se propone incrementar un 30% los ingresos por las temporadas 2019-20, 2020-21 y 2021-22 para alcanzar unos 1.300 millones de euros anuales.

En este sentido, la LFP buscará incrementar las cifras de la última subasta con las que adjudicó el partidazo de la jornada a Movistar por 750 millones de euros durante tres años y los ocho partidos restantes a Mediapro (Bein Sports) por 1.900 millones de euros. Todo bien desorbitado.