Menú Buscar
Las mascotas de los equipos de la Primera División

Mascotas: la cara alegre de Primera División

Los clubes de fútbol cada vez recurren más a estos simpáticos muñecos en sus estrategias de marketing y para animar a la afición

9 min

El espectáculo en la Liga Santander no solo está en el terreno de juego con Leo Messi, Cristiano Ronaldo o Antoine Griezmann. También en las gradas. Allá, las mascotas se encargan de animar a la afición y llenar de color y diversión los estadios de la liga de Primera División. Un punto cómico que casi todos los equipos saben explotar para alegría de sus hinchas.

Mascotas siempre han existido. La palabra proviene del francés La Mascotte, que significa amuleto de la suerte, y se pusieron de moda en 1960 cuando las marcas utilizaron disfraces enormes para promocionar sus productos. En el fútbol es desde 1966, cuando Inglaterra organizó el Mundial y creo al león Willie para representar la nobleza y el linaje de los ingleses. Pero solo se utilizó como simple amuleto, sin que nadie se enfundase el traje y animase a la afición como sucede ahora para los clubes, que han visto una buena oportunidad para generar ingresos, convirtiéndose en la imagen corporativa de la institución y, por tanto, en el target primordial en cualquier estrategia de marketing para llegar a los aficionados.

Exportado de Estados Unidos

Buena parte de culpa de que estas simpáticas mascotas se hayan convertido en la esencia del fútbol hay que encontrarla en la NBA, donde este cómico mundo está mucho más arraigado. Sobre todo en la liga de baloncesto americano, que ha sabido exportar a Europa un modelo de animación que algunos clubes han sabido copiar bien. Algunos por tradición, como el perico en el RCD Espanyol o el indio en el Atlético de Madrid, y otros por invención, aprovechando la mayoría la ocasión para explotar un nuevo producto comercial que, además de animar, simbolizan la imagen y los valores del club.

Indi, la mascota del Atlético de Madrid, en el Vicente Calderón / ATMADRID

'Indi', la mascota del Atlético de Madrid, en el Vicente Calderón / ATMADRID

Estas son las mascotas de la liga de Primera División que por un motivo u otro se están ganando un hueco en la memoria colectiva de sus aficiones y de este deporte. Son pocas, y sin presencia en los dos grandes, Real Madrid y FC Barcelona. Será quizá por falta de historia, necesidad o imaginación, pero cuando aparecen sacan una carcajada a los más pequeños y, en muchas ocasiones, a los no tan pequeños. También son tan fotografiadas por su fans como cualquier estrella del balón. Y están plasmados casi todos ellos en pegatinas, bufandas, gorras y camisetas. Son, en definitiva, las mascotas de Primera División.

Doblete perico

El RCD Espanyol desde este domingo ya no tiene un solo perico, la mascota con plumaje blanco y azul que históricamente representa al club, sino que ahora tiene dos: Perico y Perica. Jubilado el anterior muñeco, son dos los nuevos integrantes de la familia españolista. El hecho de incorporar una mascota femenina es un reconocimiento a la mujer blanquiazul, tanto en la grada como en el campo, con el equipo femenino. La presentación en el descanso del partido de este domingo contra el Deportivo contó con una puesta de largo por todo lo alto para Perico y Perica, saliendo al centro del campo en compañía de un grupo de bailarines y realizando una espectacular actuación.

Otro equipo que tiene macho y hembra es el Levante UD. Los valores del club, humildad, respeto, integración, cercanía y superación, y la relevancia de su equipo femenino, son los que inspiran a Blau y Grana, dos simpáticas granotas (ranas), que es el animal representativo que ha acompañado la historia del Levante.

'Blau' y 'Grana', las dos 'granotas' del Levante UD / LEVANTEUD

'Blau' y 'Grana', las dos 'granotas' del Levante UD / LEVANTEUD

La vinculación del club con la fuerza animal también está en el Deportivo Alavés, con su popular zorro Babazorro, que curiosamente proviene de las palabras en vasco baba (haba, legumbre típica alavesa) y zorro (saco, para almacenar las habas), y en el Valencia CF, con la mascota Rat penat, un murciélago con su historia. Este animal ondea en el escudo del club valenciano, y tiene una doble L a ambos lados, que significa que es un animal doblemente leal a la corona de Jaume I. La historia viene de que una noche dormía el ejército cristiano tranquilo y confiado cuando se oyeron sonidos muy extraños en las proximidades de la tienda del mismo rey. Alguien descubrió que el ejército moro se hallaba muy cerca del campamento. El ruido que dio la alarma provenía de un murciélago. De ahí su agradecimiento e inclusión en el escudo.

Indi, la mascota del Atlético de Madrid, se ha sometido a la modernización que vive el club con el paso al estadio Wanda Metropolitano. El famoso mapache que ha acompañado durante años al club presenta ahora una nueva apariencia, destacando sus dos largos colmillos, ojos azules y un estado de forma más estilizado.

Últimas incorporaciones

De lo más variopinto, y sin tradición alguna, está Palmerín, del Real Betis Balompié, un muñeco que reproduce una palmera animada basada en un diseño de Álvaro Ponce para el centenario del club, en el 2007, y cuyo nombre alude a la avenida de la Palmera, la vía donde se ubica el estadio verdiblanco en Sevilla.

Enfundarse ese traje con el calor andaluz tiene su mérito. Como también lo tiene quien se disfraza de Groguet, la mascota del Villarreal CF que representa el simbolismo del submarino, apelativo cariñoso con el que se conoce al equipo castellonense en la liga española. Groguet fue presentado el 26 de octubre de 2001 y se trata de un cuerpo fuerte, que tiene una estructura acorazada de un submarino y que cuenta con una forma y expresión humanas.

El Villarreal CF tiene a 'Groguet' por mascota / VILLARREALCF

El Villarreal CF tiene por mascota a 'Groguet' / VILLARREALCF

Otros, como Carmany (Girona FC), Locco (Sevilla FC), Celestino (RC Celta), Atotxo (Real Sociedad) o recientemente Pio Pio (UD Las Palmas) han desparecido por desinterés de los propios clubes, muchas veces por no dejar huella entre los aficionados al por no saber recoger los valores propios de la institución. En ocasiones, se trata también de iniciativas puntuales, como el invento del Peripepino del CD Leganés, o de un producto creado por los propios aficionados, como el popular Bokeman del Málaga CF.

Todo un negocio

Todos estos personajes escondidos detrás de uno de estos trajes son auténticos showmans, que cobran sus sueldos. Nadie desvela lo que ganan en España, quizá porque algunos lo hacen de forma desinteresada y otros no, pero seguro que se paga mucho menos que en otros países.

En este sentido, en Estados Unidos, las cuotas no acostumbran a bajar de los 600 euros el partido, y tienen sueldos anuales a partir de 25.000 euros. Son importes que revelan la importancia de explotar bien este gran vehículo comercial y de marketing que es la mascota, que además de ser el distintivo que simboliza al club, es un reclamo para pequeños, y por lo visto en los campos, también para mayores.