Menú Buscar
Mascherano tiene claro que quiere salir del Barça / EFE

Mascherano pone a prueba al Barça

La necesidad del futbolista de salir para encontrar minutos exige soluciones a la dirección deportiva

6 min

Javier Mascherano ha tomado una decisión. Con la misiva de poder disputar el que será su último mundial, el futbolista necesita minutos para hacerse con un hueco en la lista de Sampaoli y eso en el Barça no está asegurado. Relegado a un segundo plano en las últimas temporadas, Mascherano tiene claro que debe salir para aumentar sus opciones mundialistas. Con la duda resuelta de su marcha en el mercado invernal, rumbo a China a cambio de cinco millones, su adiós deja una compleja situación para Ernesto Valverde.

Mermado de centrales, a día de hoy tan solo cuenta con Piqué y el rejuvenecido Vermaelen, el Txingurri no ve con buenos ojos que Mascherano salga aunque desde el club abogan por una salida pactada en beneficio de la trayectoria ejemplar del defensa en sus siete años en Barcelona. La marcha del argentino, con Umtiti lesionado, Marlon cedido y sin la plena confianza en los zagueros del filial, dejaría a los azulgranas con lo puesto a merced de posibles contratiempos con el defensa catalán y el belga en el tramo más determinante de la temporada, con tres competiciones en el horizonte.

Mascherano durante un encuentro con el Barça

Mascherano durante un encuentro con el Barça / EFE

“Mi situación en el club es algo que me toca vivir. No es culpa de nadie, solo de la realidad. He perdido el protagonismo que tenía otros años”, aseguró Mascherano en declaraciones a una televisión de su país.

Pérdida progresiva de protagonismo

Los datos de las últimas temporadas muestran una tendencia que difícilmente cambiará. Ha perdido peso en el equipo. Más allá de 764 minutos que ha disputado en la presente campaña, seis encuentros de Liga, dos en Champions, uno en Copa y uno en la Supercopa de España -- y su no presencia en ninguno de los grandes duelos como ante la Juventus o el Espanyol --, Mascherano ya vislumbró la temporada pasada que su presencia en el once iba a menos debido, entre otras cosas, a la gran adaptación de Umtiti.

Mascherano ha visto como su participación iba disminuyendo

Mascherano ha visto como su participación iba disminuyendo / EFE

La llegada del francés y su excelso rendimiento desde el inicio le han convertido en la pieza defensiva más fiable del Barça formando tándem con Piqué. Los 3.012 minutos disputados por Mascherano la temporada pasada, con Umtiti en el equipo, distan muchos de los 4.278 que obtuvo en la 2015-16 cuando el Barça se encontraba en pleno proceso de selección para incorporar un central de garantías y recurría al buen hacer del argentino. "Durante diez años he competido cada tres días y prácticamente no he tenido lesiones musculares. En los últimos once meses, en cambio, me he lesionado cinco veces. Hoy por hoy, esto es lo que más miedo me da, y no paro de darle vueltas", explicó el defensor azulgrana.

Sabidas sus intenciones, el centrocampista reconvertido a central quiere que la situación transcurra con la mayor normalidad posible en un hecho que tienen que solucionar él y el club "de manera privada. Tengo muy buena relación con la directiva, es la misma que me trajo del Liverpool hace siete años".

Rebajar la masa salarial

Con la voluntad de todas las partes de finalizar de la mejor forma una vinculación de siete años, el balón en estos momentos se encuentra en el tejado de la dirección deportiva del Barça en busca de alternativas al argentino y con Yerry Mina como una opción que no termina de convencer, debido a que su incorporación estaba fijada para verano y que su adaptación al fútbol europeo dificultaría su acomodo como perfil de jugador que debe suplir de inmediato la baja de Mascherano.

"¿El destino? Uno tiene que buscar su felicidad, tratar de buscar el camino donde se sienta pleno y sienta que es importante en lo que hace. No sé qué va a pasar, no creo que uno deba estar alimentando este juego mediático. Ni el club ni yo lo merecemos", afirmó Mascherano.

Mientras que en el ámbito económico la salida del argentino beneficia a ambos, el futbolista podría triplicar su sueldo en China (su salida ya está asegurada y su destino será el Hebei China Fortune de Manuel Pellegrini previo pago de cinco millones de euros) y el Barça rebajaría su actual masa salarial con un futbolista que percibe unos seis millones netos, en el plano deportivo la lesión de Umtiti hace que sea prácticamente una obligación encontrar un recambio este invierno para un futbolista que ha sabido entender que su etapa en el Camp Nou ha llegado a su fin.