Menú Buscar
Interior de una tienda de la marca Munich / MUNICHSPORTS

La marca Munich esquiva el 'procés'

La compañía catalana evitó las injerencias políticas y cerró el 2017 con un aumento del 17% en las ventas

5 min

Ni rumores, ni desconfianzas, ni crisis. Munich, marca catalana de calzado de deporte y moda, obtuvo un crecimiento del 17% en las ventas registradas durante el ejercicio de 2017 (cerrado en marzo de 2018), alcanzando una facturación de 35 millones de euros. Las ventas netas fueron de 27 millones de euros, con un crecimiento del 15% sobre los 23,5 millones del 2016.

No era lo previsible para la empresa de los hermanos Xavier y David Bernada, después de que en vísperas del referéndum ilegal del 1 de octubre se viese envuelta en una polémica línea de calzado que se quiso relacionar a la causa independentista, con un “sí” bordado en el talón rematado por una estrella simulando el logo del PDeCAT.

Polémico tuit

Un tuit del PDeCAT de Mataró el 9 de septiembre bajo el lema Fem córrer el sí (hagamos correr el sí), y con un "Gracias por vuestro compromiso. Empresarios por el sí", borrado poco después, provocó una movilización para boicotear los productos de Munich. La respuesta fue inmediata: la empresa catalana emitió un comunicado desmarcándose de la consulta del 1-O. "Las declaraciones hechas por las diferentes sedes del PDeCAT a través de las redes sociales son falsas y publicadas sin consentimiento por parte de ningún representante de la empresa. En ningún caso, Munich se posicionó ni ha dado su consentimiento para que el grupo político hable en su nombre", dijeron.

DJcA0ERXUAA3ZqI

Cartel promocional de las polémicas Munich con motivo del 1-O / TWITTER

Ahora, unos meses después, Munich ha demostrado la buena gestión de ese lamentable incidente. Ha presentado unos números en aumento y que dentro del volumen total suponen un 26% más de ventas en sus tiendas propias y en la plataforma de venta online respecto a 2016, llegando a 10 millones de euros a través de sus canales de la colección de deporte, moda y de accesorios Munich Shop y Munich My Way, con un crecimiento superior al 50% respecto a 2016.

De la ola nacionalista, por eso, ni ahora ni antes se ha podido desprender. Fabricó en 2013 las zapatillas Keep Calm & Speak Catalan –"mantente tranquilo y habla catalán"–, de escaso éxito y efímera presencia. También añadieron una senyera a sus modelos que venden en Holanda, a petición de su distribuidor en ese país, y fabrica la ropa de las selecciones catalanas, modelos que se pueden adquirir por internet.

Expansión nacional

Esta relación con el negocio soberanista no ha impedido que la empresa haya mantenido una política empresarial firme, con éxitos locales y nacionales. Munich cuenta a día de hoy con 13 puntos de venta propios, repartidos por la provincia de Barcelona, Andorra, Mallorca, Madrid, Zaragoza y Sevilla, con la previsión de seguir abriendo tiendas este 2018 en lugares estratégicos de las principales ciudades españolas. Además, ha consolidado sus ventas nacionales superando los 30 millones de euros, habiéndose incrementado en más del 22% respecto el ejercicio anterior.

Uno de los modelos de bambas de Munich, su producto estrella / MUNICHSPORT

Uno de los modelos de bambas de Munich, su producto estrella / MUNICHSPORTS

Munich, presente en más de 40 países en todo el mundo, también cosechó en 2017 unos buenos números en cuanto exportaciones europeas, superando la facturación del ejercicio 2016 en más del 9%, siendo Italia el mercado de mayor crecimiento, rondando el 40%.

En Italia, poseen en Vilanova d’Espoia una fábrica donde producen 120.000 pares de zapatillas. El resto, hasta el millón, producidos en distintos puntos del planeta. Y en Capellades, donde está el headquarter del retail, todo un verdadero laboratorio de Munich, se ponen a prueba muchos prototipos que los clientes encargan a Munich. Unos más atrevidos que otros, a riesgo del negocio, flirteando, incluso, con el boicot. Como se ha visto.