Menú Buscar
Un Madrid muy superior gana la Supercopa

Un Madrid superior gana la Supercopa

El conjunto blanco sigue su paso firme en Europa al imponerse 2 a 1 al United de Mourinho con goles de Casemiro e Isco

5 min

En una final marcada por el bochorno, tanto por el ambiente caluroso como por la cara de José Mourinho en muchos lances del juego viendo a su equipo, el Real Madrid comenzó la temporada oficial como acabó la pasada: levantando títulos. En el Filipo II de Skopje (Macedonia) conquistó la Supercopa de Europa ante el Manchester United (2-1) y demostró que los amistosos de pretemporada no sirven casi nunca para nada.

Llegó el Madrid a la final, siempre muy fiable en este tipo de partidos, sin Cristiano Ronaldo en el campo pero entrando bien en el encuentro, con mayor control del balón y un Gareth Bale muy activo en las jugadas de ataque. El peligro inglés llegó en las galopadas de sus atacantes, fruto de la falta de chispa y tono físico que está acusando en estos primeros partidos de pretemporada el conjunto de Zinedine Zidane.

Muy superior

El primer aviso llegó en la jugada más todopoderosa del Real Madrid: un córner lanzado por Toni Kroos y remate de Casemiro al larguero. Una jugada que hizo todavía replegar más al United y que creciese el conjunto blanco con el balón en los pies hasta que el segundo aviso, de nuevo de Casemiro, se materializó en gol por el brasileño en una posición muy dudosa de fuera de juego (24').

Solo la pausa del tiempo de hidratación en el minuto 30 detuvo la ofensiva merengue, que se dedicó los últimos 15 minutos a contemporizar con el marcador y a que los dos equipos igualasen sus fuerzas. Pero nada más.

Dos caras

Mismo guion en la segunda parte: un inofensivo United, atemorizado en el campo y destrozado por los ataques de los blancos. El primero de ellos, culminado con un balón cruzado de Isco que colocó el 2 a 0 a los seis minutos de la reanudación. El segundo, con un larguero de Bale. Cuando se olía que llegaba el gol definitivo, en una jugada de los ingleses, Romelu Lukaku aprovechó un rechazo de Keylor Navas para meter a su equipo en el partido (2-1, 67').

Casimiro Supercopa

Los jugadores del Real Madrid celebran el gol de Casimiro (1-0) en la final de la Supercopa / EFE

El gol inglés torció el partido del Madrid y agigantó al United. La presión de sus jugadores, con un tono físico mejor, empujó al equipo de Mourinho a por el empate y obligó que Zidane empezase a mover el banquillo para conseguir una mayor frescura en su hombres. Primero con Lucas Vázquez por Isco y Marco Asensio por Bale, y luego con la entrada de Cristiano por Karim Benzema.

Pasar el tiempo

A partir de entonces, partido muy trabado, jugado con más corazón que cabeza, pero sin acabar de meterle mano los ingleses al Real Madrid en las ocasiones de gol. Mientras, los blancos tirando de oficio para dejar pasar el tiempo, con una prolongación de siete minutos donde tanto unos como otros gozaron de oportunidades para aumentar su casillero. Incluida la sentencia de Sergio Ramos, que falló en su remate a córner de Kroos, pero que en esta ocasión no fue necesario.

El título ganado por el Real Madrid, tercero consecutivo, sin ningún fichaje de este año en el campo y sin haber ganado un solo partido de sus cuatro duelos de pretemporada, confirma el carácter campeón de esta plantilla y la voracidad que tienen sus jugadores por ganar trofeos. En este caso ni Mourinho lo ha podido detener. En la Supercopa española, Ernesto Valverde tendrá su oportunidad. Ya se verá