Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen aérea del Camp Nou, situado en el barrio de Les Corts / CG

Los vecinos de Les Corts se oponen al "pelotazo" del FC Barcelona

Acusan al club y al Ayuntamiento de que el proyecto Espai Barça no cumple con la legalidad urbanística

3 min

La oposición a Josep María Bartomeu ya no solo es por su gestión deportiva o su posicionamiento político, también es por su ambición urbanística. Las asociaciones de vecinos de Les Corts y Barcelona están en contra del proyecto de remodelación del Camp Nou y su entorno porque no cumple con la legalidad urbanística. La respuesta llega después de que todo ya esté pactado entre el FC Barcelona y el Ayuntamiento de la ciudad, incluso las obras, que deben de empezar a llevarse a cabo el año que viene.

Ana Menéndez, presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos y Vecinas de Barcelona (FAVB), ha presentando junto a Adela Agelet, presidenta de la coordinadora de entidades de Les Corts, sus alegaciones a la modificación del Plan General Metropolitano (PGM) para el Espai Barça, acordada entre Ada Colau y el club. Alegaciones que son una "enmienda a la totalidad".

Pretexto dudoso

Bajo la calificación de "pelotazo urbanístico”, han comunicado que el proyecto del club y del consistorio, con el pretexto de ampliar los equipamientos deportivos, “aprovecha para colocar 30.000 metros cuadrados de oficinas y hoteles”. Esta es una de las principales quejas de las asociaciones de vecinos, que alegan que este proyecto "no demuestra el interés público por encima del privado", "no es beneficioso para la ciudad", ni tiene compensación porque parte de la zona verde que se propone ya es pública.

"Reconocemos que el Ayuntamiento y el club han hecho un esfuerzo en esta nueva propuesta que no pretende el mismo aprovechamiento que proyectos anteriores, pero sigue siendo un proyecto sin beneficios para la ciudad", ha dicho Menéndez. La FAVB considera que "el proyecto del Barça debe ser compartido con la ciudadanía" y ha pedido al Ayuntamiento que "haga un reset y trabaje sobre una propuesta participada".

Respuesta del consistorio

Aunque los vecinos han presentado alegaciones a la modificación del PGM, el consistorio no está obligado ni a responder ni a incluir las reclamaciones de los vecinos. La FAVB cree que "en absoluto" es necesariaesta modificación y que si se hace es para facilitar la creación de los 30.000 metros cuadrados que desea el Barça.

Esas obras comportarían la remodelación absoluta del Camp Nou, de su entorno, la demolición del Mini Estadi y la construcción de dos nuevos pabellones deportivos, así como una zona comercial, oficinas y servicios.