Menú Buscar
Barcos participantes en la última edición de la Barcelona World Race / EFE

Los 'apátridas' de la Barcelona World Race empiezan a identificarse

La regata perdió a algunos de los habituales patrocinadores que acompañaban a la competición desde la primera edición

3 min

Entre rumores de que la regata se pueda celebrar en Cádiz, que la asociación de los veleros clase Imoca busca una alternativa para que nadie se quede sin competición y de que Barcelona cuenta los días que quedan para que pueda darse el pistoletazo de salida en el 2022, es normal que comience a saberse realmente lo que ha pasado para que se suspendiese la Barcelona World Race. Algo que inquieta a más de uno por saberse únicamente que las empresas le dieron la espalda a la regata por la situación política catalana. Pero, por lo visto, no todas.

De los tres patrocinadores que desde la primera edición en 2007 han estado dando respaldo a la regata, o sea Estrella Damm, Renault y Johnson&Johnson, ahora se ha sabido que solo la cervecera fue la única marca dispuesta a mantener su apoyo para que el 12 de enero de 2019 pudiese iniciarse la regata.

Nombres y apellidos

Según El Economista, de los patrocinadores principales de la última edición de la Barcelona World Race, Renault, Johnson & Johnson y Estrella Damm, solo la marca de coches franceses tenía claro que ya no iba a repetir en 2019 porque ha redirigido su estrategia de patrocinio deportivo de la vela al running, además de seguir en la Fórmula 1. En cambio, Damm sí que estaba interesada en repetir, dando continuidad a su patrocinio de las regatas anteriores, según fuentes cercanas a la compañía.

Respecto a los veleros participantes en la edición 2014-2015,patrocinadores presentes como Hugo Boss confirmó su asistencia a la cita de 2019, mientras que Neutrogena, Gaes y We are Water ,fundación del grupo empresarial Roca, no se habían pronunciado todavía.

Destino incierto

El futuro ahora de la regata es desconcertante. Desde el patronato de la Fundación Navegación Oceánica Barcelona (FNOB), en el que están Ayuntamiento de Barcelona, Cámara de Comercio, Puerto de Barcelona y Fira, defienden que la Barcelona World Race "es la única regata propiedad de una ciudad". "Que otra ciudad u organización pueda intentar suplir el hueco en el calendario organizando otra regata similar es algo que escapa a nuestro conocimiento". Pero Cádiz y la asociación Imoca, por lo que se sabe y se conoce, ya se están moviendo.