Menú Buscar
Los jugadores del Lleida celebrando uno de sus goles en el Camp d'Esports / LLEIDAESPORTIU.CAT

El sueño copero del Lleida se traduce en euros

El club ilerdense recibirá una buena inyección de dinero para su economía con la visita del Atlético de Madrid en los octavos de final de la Copa del Rey

6 min

El Lleida Esportiu tiene un sueño de 180 minutos. O quizás, más. Dependerá de los goles que logre contra el Atlético Madrid este miércoles, 3 de enero, y de aquí siete días para que pueda seguir alargando su cuento de hadas en el torneo del KO. Un sueño que nadie le negará, como tampoco el buen pellizco de euros que conseguirá con esta eliminatoria de Copa del Rey que al principio de la temporada nadie imaginaba alcanzar.

Quien creyó que al no tocarle el Real Madrid ni el FC Barcelona se había perdido para el Lleida una oportunidad histórica de hacer caja se equivocó. La ilusión de los octavos de final después de la la gesta de Anoeta ha despertado el interés de toda la ciudad, y la afición ilerdense ha respondido como nunca para llenar las gradas del Camp d’Esports y revivir aquellos años de gloria que este equipo, ahora en Segunda B, protagonizó en la temporada 1993-94 en Primera División.

Estado del club

El club que preside Albert Esteve, propietario junto a su hermano Jordi, que hace de director deportivo, cuenta con poco más de 3.000 socios y tiene un presupuesto que ronda el millón de euros, cifra alta para su categoría. Su supervivencia depende del ayuntamiento de la ciudad en muchos aspectos. Por ejemplo, firmaron en julio pasado el convenio de cesión de uso de las instalaciones municipales del Camp d’Esports y el campo anexo al club por 10 años, o sea hasta 2027.

Albert Esteve (izq.), presidente del Lleida, junto a Gerard Albadalejo, entrenador / TWITTER

Albert Esteve (izq.), presidente del Lleida, junto a Gerard Albadalejo, entrenador / TWITTER

De esta manera, la entidad presidida por Albert Esteve puede continuar utilizando las instalaciones diez años más después de que se instalase a mediados del pasado año el nuevo césped. Pero es que además tienen firmado un convenio anual, que renuevan cada año, el último por un valor de 180.000 euros, correspondiente a la subvención que el consistorio otorga al club catalán.

Euro tras euro

La visita del Atlético de Madrid mejorará seguro estos números. Al dinero acumulado del Lleida por eliminar en la Copa al Melilla, Mallorca y Real Sociedad, unos 80.000 euros, se sumará el taquillaje. A solo 24 horas del inicio del partido quedaban por vender 1.159 localidades de las 12.748 que tiene de aforo. Por tanto, ya se han despachado 11.589 entradas, de cuatro precios diferentes: 60 euros de la tribuna, 45 euros los laterales, 25 euros el gol norte y 10 euros para los infantiles (hasta los 10 años). Los socios no han pagado y la afición rojiblanca ha dispuesto de 400 entradas.

En las taquillas del Camp d'Esports apenas quedan entradas para ver el partido / TWITTER

En las taquillas del Camp d'Esports apenas quedan entradas para los octvos de final de la Copa del Rey / TWITTER

Dinero que se intuía desde el inicio de la temporada: el club azulado sintió que algo sonado iba a realizar y en junio presentó su campaña “Senzillament blau” para movilizar a su hinchada. El club lanzó distintas modalidades de abonos para atraer al público, que no variaron las tarifas del curso anterior, con precios desde los 375 euros para el socio vip a los 80 euros para quien se ubicase en la grada de animación. Además, se logró que Ramon Soler, Bo Yang Investment, LleidaBet, Opel Lleidamòbil, San Miguel y las instituciones Paeria y Diputación, estos dos últimos con una mayor aportación económica que el resto, se convirtiesen en los patrocinadores principales.

Movimientos en los despachos

Y eso que el curso empezó con zozobra en los despachos. Los rumores en verano de un posible interés del exjugador azulgrana Julio Salinas por hacerse con la entidad leridana, después de que los hermanos Albert y Jordi Esteve refundasen la entidad en 2011, a partir de la desaparición de la Unió Esportiva Lleida, movilizó a toda la ciudad. Se dijo entonces que se habían mantenido contactos con empresarios catalanes y con el alcalde de Lleida, Ángel Ros, para preparar una oferta de unos tres millones de euros.

Al final, nada de nada. Los hermanos Esteve siguen al frente y hoy podrán ver como la tesorería del club recibirá una buena inyección de euros. Antes, por eso, han debido invertir en la mejora de los vestuarios y buscar dinero para el mosaico gigante catalanista de 12.000 cartulinas que se verá al inicio del partido y que llevará el lema “Per la nostra ensenya… sempre Lleida”, posible al final gracias al patrocinio de Asisa. Al margen quedarán todas las connotaciones políticas soberanistas con las que Albert Esteve ha impregnado a su club desde el pasado octubre. Este miércoles lo que toca son los euros y los goles, no otra cosa.