Menú Buscar
¿Llega el fin de los gimnasios ‘low cost’? / DUETSPORTS

¿Llega el fin de los gimnasios ‘low cost’?

El final de la crisis, las exigencias de los abonados y un posible cambio de normativa complican mantener los precios tan bajos de meses atrás

28.12.2017 00:00 h.
6 min

Hace unos meses las ofertas de precios muy bajos para ser abonado a un gimnasio eran mucho más abundantes que en la actualidad. Clientes más exigentes, la necesidad de más personal y el deseo de tener actividades dirigidas han hecho que los precios ultrabajos hayan quedado reducidos a centros específicos y para actividades limitadas.

Los gimnasios abiertos las 24 horas, si alguna vez los hubo, han pasado a la historia marcados por la baja asistencia en los horarios extremos y por las quejas de los vecinos, molestos no solo por la música que llega desde la sala, sino también por el ruido de las máquinas o al golpear las pesas en el suelo. La necesidad de acondicionar las salas adecuadamente no favorece la implantación de nuevos centros aprovechando las plantas bajas de los edificios en las ciudades.

Negros nubarrones

En Cataluña​, el tiro de gracia puede venir si se aprueba la nueva Ley del Deporte catalán que puede exigir la presencia permanente de al menos un técnico deportivo titulado en la sala, para prevenir las lesiones por un uso inadecuado de las máquinas o para poder atender a un abonado si acaso se lesiona. Actualmente, no es obligatorio que el personal del centro esté titulado y tan siquiera es necesaria la presencia de personal en los centros. En algunos casos solo hay spinning y el monitor es virtual, en una pantalla.

Interior del gimnasio DIR Tarragona / DIR.CAT

Interior del gimnasio DIR Tarragona / DIR.CAT

La tendencia es ahora la del gimnasio boutique. Este tipo de centros tienen unas dimensiones reducidas y ofrecen un limitado tipo de actividad, en una sala de reducido aforo y para el cual hay que reservar previamente. El pago suele realizarse con unos bonos de prepago cuyo precio unitario puede llegar a los 25 euros.

La personalización es el punto fuerte de estos centros, que efectúan atrevidas campañas de marketing y ofrecen tarifas a medida, incluyendo taquillas reservadas, toallas, jabón en las duchas, albornoces y actividades dirigidas no masificadas, permitiendo configurar una tarifa particular, pero que suele ser superior no ya a la de los gimnasios low cost sino también a la de los gimnasios convencionales. Incluso también tienden a la especialización, como los centros que se dedican exclusivamente al Crossfit, una actividad de moda para la cual se suele habilitar una sola sala, bastante espartana, por cierto.

Segmentar la clientela

Los gimnasios convencionales han sabido adaptarse a estas circunstancias y han plantado cara hábilmente a la nueva competencia. La clave ha sido segmentar a los abonados, como en el caso de los gimnasios DIR. Determinadas salas, como la piscina --cuentan con ella 15 de sus 22 centros-- o aquellas en las que se desarrollan actividades dirigidas son solo accesibles mediante un control por huella digital a aquellos abonados que pagan por ello, del modo que quienes optan por tarifas low solo tienen acceso a la sala de musculación o cardio y a las duchas. Las cuotas pueden incluir la cesión de las toallas por parte del club o el acceso a varios centros de la misma cadena.

DIR también ofrece unas cuotas ultra bajas de solo 7,20 euros al mes por persona. Eso sí, hay que comprar una abono vitalicio que cuesta 6.000 euros. El abono es para dos personas, de modo que se amortiza en poco más de seis años si se compara con el precio normal que pagaría un abonado de tarifa mensual completa. Además, este abono es negociable como si fuera una acción de bolsa: se puede vender. Quien lo adquiere vuelve a tener acceso vitalicio por el mismo precio.

Ofertas de todo tipo

Las ofertas de todo tipo maquillan las tarifas. Las matrículas de ingreso que suelen cobrar todos los centros tienen a menudo períodos de “matrícula gratis”, precios de dos por uno, o descuentos si se pagan seis meses o un año por adelantado, en cuyo caso tampoco se cobra la matrícula. Tampoco se incluye el seguro obligatorio de accidentes, si bien se trata de un importe mínimo. Por ejemplo, en Duet fit es de solo 7 euros al año.

UEsports es la cadena de gimnasios "convencional" que gestiona la UFEC / TWITTER

UEsports es la cadena de gimnasios "convencional" que gestiona la UFEC / TWITTER

Otras cadenas han optado por conservar sus gimnasios convencionales y abrir otros nuevos más económicos. Este es el caso de UEsports, la cadena de gimnasios que gestiona la Unión de Federación Deportivas de Cataluña (UFEC), que cuenta con siete centros en Barcelona, Alella, Arenys de Mar, Sabadell, Salt, Sant Celoni y la pista de beisbol Pérez de Rozas en Montjuic (Barcelona).

La UFEC ha creado la empresa Urban Esports específicamente para abrir gimnasios de menor precio, el primero de los cuales está en Sabadell, donde ya tenía un gimnasio “convencional”. ¿Sorprendente? La respuesta la tiene Josep Maria Lluch, gerente de la UFEC: “Prefiero hacerme la competencia yo mismo antes de que me la hagan otros”. Esta es la realidad de un sector con muchas incógnitas.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información