Menú Buscar
Coutinho celebra un gol con el Liverpool

El Liverpool se blinda y rechaza una nueva oferta del Barça por Coutinho

Los azulgranas vieron rechazados los 125 millones ofrecidos por el centrocampista brasileño pero su llegada sigue siendo una prioridad

3 min

A poco menos de dos semanas para el cierre del mercado, la llegada de Coutinho al Camp Nou no parece que vaya a resolverse antes del último día. Ni la voluntad del futbolista brasileño de regresar a Barcelona, tras su paso por el RCD Espanyol, ni la urgencia del Barça de hacerse con sus servicios han sido argumentos, hasta ahora, suficientes para cambiar la opinión de un Liverpool cerrado en banda y dispuesto a retener como sea a su estrella.

Los ingleses están convencidos de que no encontrarán a nadie en el mercado para sustituir la marcha de Coutinho, sirva el mismo Barça como ejemplo de la dificultad existente para incorporar futbolistas a pesar de contar con 222 millones de euros en caja, y por ello consideran que el brasileño es intransferible y que no tiene precio alguno.

Tan firme como inamovible es la postura del Liverpool, que incluso los 'reds' rechazaron este viernes una oferta de 125 millones de euros del Barça, la tercera de los azulgranas por el futbolista.

Coutinho presiona

Tras una primera tentativa valorada en 80 millones de euros, el Barça intentó hacerse con el brasileño por 100 millones pero el Liverpool se mostró tajante en un comunicado donde declaraba al jugador intransferible. Tras este tercer intento frustrado, estimada en 125 millones de euros, en el club azulgrana la postura respecto a Coutinho no cambia y consideran que es cuestión de días que el club inglés acabe cediendo.

Un argumento para creer en ello es la postura de Coutinho. El brasileño, que tampoco jugará este fin de semana ante el Crystal Palace, continua sin querer vestir la camiseta 'red' y presionará hasta el cierre del mercado para conseguir que le dejen salir en dirección al Camp Nou.

Mientras el centrocampista sigue al margen del equipo, el Liverpool alega problemas en la espalda del futbolista, en el Barça confían en que los ingleses se sienten definitivamente a negociar, tal y como ocurrió con Luis Suárez en el verano de 2014 en otro culebrón que acabó con final feliz para la entidad azulgrana.