Menú Buscar
Philippe Coutinho, objeto de deseo del FC Barcelona, con la camiseta del Liverpool / EFE

La Liga prevé un mercado de invierno con grandes inversiones

Barça y Real Madrid elevarán el gasto habitual en fichajes de la competición española si cierran sus operaciones

8 min

El mercado de fichajes de invierno es la ventana de negocio que se abre durante el mes de enero en las principales ligas europeas. Un nicho de mercado reducido, en el que los clubes gastan e ingresan menos dinero que en verano pero que puede servir como una segunda oportunidad para aquellos que han sufrido contratiempos durante el primer trimestre de la temporada o cuya planificación veraniega ha sido deficiente.

Desde que el Gobierno aprobara el Real Decreto-Ley 5/2015, que regula la explotación de los derechos televisivos, el mercado de invierno se ha vuelto más atractivo. El reparto por ingresos de explotación audiovisual es más equilibrado y los clubes más modestos tienen más posibilidades de fichar. Y si no lo hacen, se debe a los mecanismos de control económico de La Liga, que atan a muchos equipos

Competición que menos gasta

En el mercado invernal de 2016, el primero tras la aprobación de la nueva norma, los clubes de la liga española gastaron 32 millones, 43 menos que en la temporada anterior, al tiempo que ingresaron 62 millones de euros. Durante el mercado invernal de 2017, los clubes redujeron sus ingresos a más de la mitad (27,5) y tampoco aumentaron el gasto en fichajes respecto a la temporada anterior, que se quedó en 26 millones de euros. Con un total de 115 movimientos (58 fichajes y 71 traspasos), los clubes vendieron y ficharon menos que el año pasado durante el mismo periodo.

Jesé Rodríguez fue uno de los fichajes más sonados del mercado del pasado año / EFE

Jesé Rodríguez fue uno de los fichajes más sonados del mercado del pasado año / EFE

La liga española estuvo a la cola del gasto de entre las grandes ligas europeas, por detrás de la Premier League, que con 251 millones de euros volvió a demostrar su poderío económico; la Serie A (78); la Bundesliga (39), y la Ligue 1 (32). Este año, por eso, los gastos podrían superar ampliamente algunos de estos mercados si se cumplen las previsiones de fichajes, sobre todo si los dos grandes, Barça y Real Madrid, cierran las operaciones que tienen sobre la mesa.

Y es que el mercado solo se revolucionará y se disparará si entran en liza culés y merengues. El FC Barcelona, que desde hace siete años no ha tenido que recurrir a esta época de fichajes, necesita liberar fichas si quiere realizar incorporaciones. Javier Mascherano, que acaba contrato en 2019, tiene todas las papeletas para ser el primero en abandonar el Camp Nou. Los azulgranas habrían llegado a un principio de acuerdo con el Fortune Hebei chino para traspasar al argentino por 10 millones de euros. El Barça se ahorraría también los 5,5 millones de euros netos que percibe el central.

Operaciones complicadas

Más complicado será desprenderse de Arda Turan. El internacional turco no ha disputado ni un minuto durante esta temporada. No entra en los planes de Ernesto Valverde y el club le busca a una salida, que es complicada debido su alto salario (8 millones brutos por temporada) y su nulo rendimiento. Está tasado en 20 millones.

Arda Turan en un encuentro de la pasada temporada / EFE

Arda Turan, en un encuentro de la temporada pasada / EFE

Otras dos salidas que se barajan son las de Aleix Vidal, Gerard Deulofeu, ya que ambos han tenido poco protagonismo. En el caso de Deulofeu, su situación empeorará con la vuelta de Dembelé, ya con la alta médica. En el caso del lateral derecho, todo dependerá de varias operaciones que se manejan simultáneamente.

Quién también está a la espera de conocer su futuro es Rafinha. El centrocampista está recuperado tras nueve meses de lesión y a la espera de saber si entrará en los planes de entrenador azulgrana. Equipos como el Arsenal, Liverpool, Valencia, Celta o la Juventus se han interesado por él. Su precio está fijado en torno a los 30 M€.

La historia interminable

Respecto a las llegadas, se trabaja para incorporar un central que ocupe el vacío que dejará Mascherano y un centrocampista. Yerry Mina, el central colombiano del Palmeiras, podría adelantar su llegada a Barcelona, cuya operación se había fijado para julio por nueve millones de euros. Y en cuanto a Coutinho, todo indica que aunque su fichaje se esté convirtiendo en todo un culebrón, el brasileño acabará vistiendo la camiseta azulgrana en una operación que rondaría los 145 M€.

El defensa colombiano Yerry Mina, pretendido por el Barça, con su actual equipo, el Palmeiras / EFE

El defensa colombiano Yerry Mina, pretendido por el Barça, con su actual equipo, el Palmeiras / EFE

Queda otra bala en la recámara: Arthur Henrique, el centrocampista del Gremio, cuya cláusula se sitúa en los 50 millones de euros, es una opción más barata que la de Coutinho que también se maneja en los despachos del Camp Nou.

El pistoletazo de salida

El Liverpool ha sido el primero en mover ficha en el mercado después de haber cerrado a Virgil Van Dijk, central del Southampton, por 85 millones. Este defensor, considerado por su precio el defensa más caro de la historia, también estaba en la agenda del Manchester City de Pep Guardiola.

El fichaje de Van Dijk puede tener dos consecuencias para el Barça: los de Jürgen Klopp estarían ahora más dispuestos a negociar por Coutinho para compensar gastos, y la directiva azulgrana podría estar replanteándose las condiciones contractuales de Samuel Umtiti. Su cláusula de rescisión es de 60 millones y el City estaría interesado en abonarla, lo que obligaría a la cúpula deportiva a mover ficha si no quiere arriesgarse a que una operación como la de Neymar se pueda repetir.

El Madrid quiere un '9'

Quien necesita reforzarse más que el Barça es el Real Madrid, aunque no sea muy propenso a esta épcoa del año, con dos fichajes en los últimos siete años. Los blancos ocupan la cuarta plaza en la Liga y han llegado a los octavos de Champions en segunda posición, por lo que acudir al mercado de invierno es una posibilidad. Reforzar la delantera y la portería son las prioridades, cuyas inversiones estarían en torno a los 150 millones. No lo va a tener fácil el Madrid. Han sonado muchos nombres, como Mauro Icardi, el Kun Agüero, incluso Neymar, Mbappé y Harry Kane, pero todas ellas serían operaciones muy complicadas y costosas.

Kepa, portero del Athletic, pasará al Madrid tras pagar el club blanco los 20 millones de euros de su claúsula / EFE

Kepa, portero del Athletic, pasará al Madrid tras pagar el club blanco los 20 millones de euros de su claúsula / EFE

Sí tendría cerrado el tema de la portería con el fichaje de Kepa Arrizabalaga. El guardameta del Athletic de Bilbao acaba contrato el próximo verano y el Real Madrid hará efectiva la cláusula de 20 millones para incorporarlo en enero. Será el primer movimiento blanco, quizá el único, pues todo lo demás serán objetos de deseo que solo el talonario de Florentino Pérez puede hacer realidad.