Menú Buscar
Los dos pilotos de la escudería Force India en la presentación del monoplaza en el circuito de Barcelona-Catalunya / EFE

La presencia de Pemex en la F-1 genera un alud de protestas

Cuestionan el patrocinio de la petrolera mexicana en la escudería Force India por sus millonarias pérdidas

2 min

Sorpresa mayúscula en la presentación del monoplaza VJM11 de la escudería Force India que conducirán Sergio Checo Pérez y Esteban Ocon esta temporada de Fórmula 1 al anunciarse que se incorpora a la nómina de patrocinadores Petróleos Mexicanos (Pemex). Esta empresa estatal ha presentado unos números alarmantes con pérdidas netas de 333.000 millones de pesos (14,5 millones de euros).

La escudería y la empresa mexicana firmaron un acuerdo comercial para incorporar el logo de la petrolera en los retrovisores de los monoplazas y en el vestuario de los pilotos, pese a que Pemex registró en 2017 una pérdida neta del 74% mayor a la de 2016, pues pasó de 192.000 millones de pesos (8,4 millones de euros) a 333.000 millones de pesos (14,5 millones de euros), según información de la Bolsa de Valores.

Protestas en las redes

Los usuarios de redes sociales, en especial de Twitter, cuestionaron la decisión de Pemex de patrocinar a la escudería Force India por el hecho de participar su compatriota mexicano.

Pemex ha salido al paso y ha comunicado que tuvo mejoras operativas durante el año que se reflejan en la generación de flujo de efectivo, la utilidad de operación y una reducción del ritmo de endeudamiento neto, en concordancia con lo establecido en el plan de negocios 2017-21.