Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
David De Gea, con la selección, hace la estatua en el tercer gol de Portugal / EFE

La polémica en la Selección se traslada a la portería

Las pifias de David De Gea ante Portugal abre un nuevo frente en el combinado español

2 min

Cuando parecía que las aguas habían vuelto a su curso en la Selección después de los últimos acontecimientos, se ha vuelto a abrir un nuevo debate a raíz del partido de ayer, viernes, entre España y Portugal (3-3). Los fallos del portero David De Gea, repetitivos en sus últimas actuaciones, han provocado que se cuestione su participación en los próximos partidos, hasta el punto que comienza a extenderse unánimemente un cambio en la portería.

El problema no son sus errores ante la efectividad de Cristiano Ronaldo. Va mucho más allá, pues hace 12 días ante Suiza le flojearon las manos y en el amistoso contra Argentina se comió el gol de Otamendi por no atrapar el balón entre sus guantes.

La sombra de Kepa

Esta acumulación de pifias ha llevado a que se cuestione su continuidad bajo palos. Kepa, del Athlétic, gana enteros para aficionados y prensa, que lo ven como una alternativa ante la inseguridad que está mostrando el portero del Manchester United, por el que siempre Julen Lopetegui mantuvo una fe ciega en sus posibilidades, hasta el punto de que fue quien puso fin al ciclo de Iker Casillas en la selección.

De Gea, de 27 años, está considerado uno de los mejores porteros del mundo. Con 30 entorchados con la Selección, debutó el 7 de junio de 2014 contra El Salvador, y desde entonces ha acumulado 19 victorias, seis empates y cinco derrotas.

La polémica en la portería llega después del debate de quien debía ser el 9 de España en el Mundial y de la destitución esta semana de Lopetegui por su fichaje por el Real Madrid. Demasiados frentes para una Selección que necesita tranquilidad para llegar lo más lejos posible en el campeonato.