Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primer plano de un regatista de una de las ediciones de la barcelona World Race /  los participantes de la

La náutica catalana reconoce el daño de quedarse sin la BWR

Las principales entidades marítimas califican de "golpe muy duro" la suspensión de la regata y temen su efecto en futuras competiciones en Barcelona

2 min

Como siempre sucede, después de la suspensión, vienen las lamentaciones. La Federación Catalana de Vela, el Real Club Náutico de Barcelona, el Real Club Marítimo de Barcelona y el Barcelona Clúster Nàutic han emitido un comunicado donde "lamentan la suspensión" de la cuarta edición de la Barcelona World Race, única regata de vuelta al mundo a vela con dos tripulantes y con salida y llegada en la capital catalana.

Según los firmantes del comunicado, este evento, que debía celebrar su cuarta edición el 12 de enero de 2018, es un ejemplo de los principios que rigen el deporte en Cataluña: "Es fruto del dinamismo y de la creatividad que caracteriza al deporte catalán. Ha contribuido al fomento de la vela de alta competición y ha situado a nuestros navegantes oceánicos y a la industria náutica en primera línea del panorama internacional".

Todo por la borda

"Sin lugar a dudas, esta decisión compromete años de esfuerzo y de inversiones para hacer que Barcelona sea lo que es ahora, una ciudad abierta al mar, donde todavía queda mucho por recorrer y, desgraciadamente, este hecho supone un golpe muy duro. Deseamos que esta suspensión pueda revertirse en un futuro próximo y, de este modo, mantener Barcelona como sede histórica de grandes eventos deportivos internacionales", finaliza el documento.

El comunicado llega una semana después de que la organzación reconociese que suspendía la edición por el ambiente político en Cataluña y ha sido rubricado por Xavier Torres, presidente de la Federación Catalana de Vela, Félix Escalas, presidente del RCN Barcelona, Antonio Masriera, presidente del RCM de Barcelona, y Toni Tió, presidente del Clúster Nàutic de Barcelona.