Menú Buscar
Interior del Wanda Metropolitano, sede de la final de Copa del Rey / EFE

La final de la Copa del Rey batirá el récord de seguridad

La Delegación de Gobierno pondrá para la edición de este año 700 efectivos más respecto al 2017

3 min

Unos 3.200 efectivos formarán el amplio dispositivo de seguridad, uno de los mayores de los últimos años, que se ha previsto para la final de la Copa del Rey del sábado en el Wanda Metropolitano, y que contará con medidas adicionales como la prohibición de que circulen camiones por las inmediaciones. Para el encuentro entre el FC Barcelona y Sevilla CF, que será presidido por el Rey Felipe VI, se prevé la asistencia de 66.500 personas.

El amplio despliegue lo ha dado a conocer hoy la Delegación del Gobierno tras la reunión de coordinación del dispositivo de seguridad de cara al partido, donde se ha tenido en cuenta que se trata de un encuentro de alto riesgo y de que continúa presente el refuerzo del nivel 4 de alerta antiterrorista.

Acontecimientos deportivos

En esta edición de la Copa del Rey se ha incrementado en 700 el número de efectivos respecto a los que participaron en la final que disputaron ambos equipos hace dos años. Este refuerzo se debe también a que Madrid acogerá ese fin de semana otros eventos, como el partido entre el Atlético de Madrid y el Betis el domingo o el maratón este mismo día. Además, se han tomado medidas como prohibir la circulación de vehículos de más de 3.500 kilos en las inmediaciones del Wanda Metropolitano, entre las dos de la tarde del sábado y las dos de la madrugada del domingo.

En la reunión de hoy han participado más de cincuenta personas, entre ellas el comisario general de Seguridad Ciudadana, el delegado de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid y representantes de Casa Real. Todos han dado el visto bueno a un dispositivo integrado por agentes de Policía Nacional de unidades como Intervención Policial (UIP), Prevención y Reacción (UPR), Brigada Móvil, motos, Caballería, Guías Caninos o helicópteros.

Los policías nacionales trabajarán junto a agentes de Policía Municipal, miembros de seguridad y auxiliares y seguridad del Atlético de Madrid, Samur, Protección Civil y Cruz Roja, así como con la Guardia Civil de Tráfico, que reforzará su presencia en las carreteras de acceso al estadio.