Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Cristiano Ronaldo posa en uno de sus vuelos

El jet privado como transporte para el deportista

Solo los jugadores más adinerados se pueden permitir el lujo de ahorrar tiempo en sus desplazamientos

2 min

Aunque en muchas ocasiones no resta tiempo invertido, pues la distancia siempre hay que cubrirla, el hecho de tener un avión privado supone que los deportistas viajen más cómodamente a los partidos. Los equipos, la mayoría, poseen vuelos chárters, mientras que de los deportistas que compiten individualmente, solo los más poderosos poseen jets privados.

Entre los deportistas que se desplazan a sus partidos en avión privado se encuentra el tenista Roger Federer. El jugador suizo es cliente y embajador desde 2004 de la compañía Netjets, líder mundial en aviación privada. También se ha relacionado siempre al piloto de Formula 1 Lewis Hamilton con los aviones privados, sobre todo a raíz de adquirir un Bombardier Challenger 605 en 2013 que se relacionó posteriormente con la evasión de  3,7 millones de euros en impuestos con una sociedad en la Isla de Man, según se destapó en los famosos papeles del paraíso.

Entre los jugadores de fútbol es más complicado encontrar algunos casos. El más popular es el jet privado de Cristiano Ronaldo, valorado en 32 millones de euros. El avión de CR7 puede transportar 18 pasajeros en un solo viaje y es también, con una velocidad de 610 millas por hora, el más rápido de la lista. Puede transportar 2.950 kilogramos y recorrer hasta 7.000 millas náuticas.

Messi también tiene uno, de un precio inferior (28 millones). Como Ibrahimovic, Pogba, Rooney, Neymar o Bale. Aunque a ellos, por jugar en equipo, poco les puede privar del cansancio de los aeropuertos y de reducir las millas de distancias.