Japón adelantará la hora para evitar el calor en Tokio 2020

El país introducirá además un sistema de seguridad por reconocimiento facial

El ministro japonés Shinzo Abe propone adelantar la hora contra el calor en Tokio 2020 / EFE
07.08.2018 14:35 h.
3 min

Japón podría adelantar el horario de verano en dos horas para contrarrestar las altas temperaturas previstas durante la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. El primer ministro Shinzo Abe, tras reunirse con representantes del Comité Olímpico Japonés (COJ), ha asegurado que “el pueblo valora bien la introducción” de la modificación, que por ahora sigue siendo una propuesta con largo recorrido.

El posible cambio llega como respuesta a las altas temperaturas registradas en Japón en las últimas horas, que han llegado al récord histórico de 41,4 grados en la localidad central de Kumagaya. Esta opción, además, la propuso el mes pasado el presidente del COJ, Yoshiro Mori. Sin embargo, será el Gobierno quien decida sobre la posibilidad de modificar el horario de verano. No lo hace desde hace décadas.

Afectaciones de la modificación

El cambio horario “tiene un aspecto positivo y otro negativo, por lo tanto se necesita estudiarlo bien”, afirmó el ministro de los Juegos Olímpicos, Shinichi Suzuki, quien aludió a los efectos que puede tener para las actividades laborales e industriales. “Se debe escuchar las opiniones de varios sectores”, agregó. Los JJOO se desarrollarán entre el 24 de julio y el 9 de agosto de 2020, y los Paralímpicos, entre el 25 de agosto y el 6 de septiembre.

En paralelo, y esto sí está confirmado, los Juegos utilizarán un sistema de reconocimiento facial con tecnología artificial para garantizar la seguridad de los atletas, según han informado los organizadores. Será la primera vez que se use un sistema así en unos JJOO, tal y como afirma la multinacional japonesa de tecnología y comunicaciones NEC, responsable del desarrollo del producto.

Máxima seguridad y agilidad

Los deportistas y el resto de personal acreditado para los Juegos deberán presentar sus fotografías para que sean almacenadas en una base de datos antes de que dé comienzo Tokio 2020, un paso que no se requerirá a los espectadores, que pasarán por controles convencionales. Una vez registrados, se repartirán tarjetas de identificación que contienen chips encargados de verificar automáticamente la identidad de las personas que ingresen en las diferentes complejos destinados para la celebración de los juegos.

En anteriores ediciones los controles de acceso se alargaban ya que el reconocimiento visual lo realizaban los guardias, un proceso que se agilizará ahora gracias al nuevo sistema e impedirá el uso de tarjetas de identificación prestadas, falsificadas o robadas, aseguraron los organizadores. La tecnología de reconocimiento facial de NEC fue puesta a prueba en los Juegos Olímpicos​ y Paralímpicos de Río de Janeiro en 2016 en una de las instalaciones utilizadas por los medios de comunicación japoneses.

¿Quiere hacer un comentario?