Menú Buscar
Andrés Iniesta aplaude a la afición tras caer eliminados en los penaltis frente a Rusia

La despedida más amarga de Iniesta

Tras caer derrotados frente a Rusia en los penaltis, el manchego concluye su exitosa carrera en La Roja sin un último título

4 min

Se acabó. Andrés Iniesta se despidió de la forma más amarga de la selección. Derrotado en los penaltis frente a Rusia después de una suplencia histórica. Desde 2015, el mago siempre había gozado de un puesto asegurado en el once inicial. 

Tras despedirse del Barça el pasado 27 de abril después de 22 años en el club, el seis de la Selección tuvo que hacer lo propio con el combinado nacional. Ese equipo al que llevó a la gloria y con el que escribió un capítulo inolvidable en la historia. El centrocampista pasó por la zona mixta al finalizar su último encuentro mundialista. Crítico, realista y honesto, para no variar: "Es una realidad que hoy es mi último partido con la selección. A nivel individual se acaba una etapa maravillosa. A veces los finales no son como uno sueña, las circunstancias lo marcan. Es un momento difícil, que hemos vivido en otras ocasiones, y no hemos sido capaces de dar un salto más".

Y añadió: "Las críticas o no críticas es lo de menos. Hoy estamos jodidos porque no hemos sido capaces de dar un paso más, estar a la altura de las circunstancias, a pesar de que lo hemos intentado".

Despedida inmerecida

España mereció más, por calidad, historia y juego, pero en ocasiones el fútbol no premia al mejor o más reputado. Iniesta gozó de 54 minutos --24 más prórroga-- para transmitir su magia al resto de compañeros y acompañar a Isco, el único inspirado del conjunto nacional. Incrustado en la banda izquierda no tuvo su mejor tarde. La defensa rusa siguió su estrategia a la perfección y España consumió sus oportunidades con un juego lento, posicional y aburrido. 

El ex del Barcelona reconoció que no fue "como uno sueña", pero mantiene la esperanza en esta selección. "Lo importante es volver a encontrar el camino del éxito, que no es fácil. Es más complicado de lo que parece, la selección seguirá adelante porque jugadores de nivel tiene y eso es lo que debe de intentar".

Otra oportunidad pérdida en un año especialmente importante para Iniesta. Pese a seguir en activo en Japón, la leyenda nacional abandona el fútbol de élite con un sabor amargo. Difícilmente estará entre los tres candidatos al Balón de Oro de 2018 para, al menos, optar a un premio individual por su indudable trayectoria. Rusia un equipo sin futbol, pero anfitriona y con garra mantiene la maldición española. Esta fue la tercera vez que España no supo ni pudo derrotar al equipo que hospeda el Mundial. Otro capítulo más que olvidar para el que habrá que esperar cuatro años más. Y sin Iniesta. Aun así, su legado será eterno y de momento, la única estrella en el, escudo suya.