Menú Buscar
Holanda celebra uno de los goles que le valdría la Eurocopa femenina 2017 / EFE

Holanda se proclama nueva campeona de Europa

Dinamarca se avanzó en el marcador, pero acabó sometida a la calidad de las tulipanes y sus constantes ofensivas

6 min

Holanda se ha proclamado la nueva campeona de Europa tras vencer a Dinamarca por 4-2 el domingo. El equipo anfitrión de la Eurocopa femenina 2017 ha roto todo pronóstico inicial y se ha coronado como la nueva reina del continente.

Dinamarca golpeó primero y se avanzó en el marcador gracias a un penalti transformado por Nadia Nadim en el minuto seis. La ariete danesa avanzó al equipo dirigido por Sarina Wiegman con un disparo seco a la escuadra izquierda imposible para la portera Sari van Veenendaal.

Reacción

Holanda, se encontraba por primera vez en el torneo por debajo del marcador y las naranjas no tardaron en reaccionar. Tras una jugada de la extremo Van den Sanden, una de las referencias ofensivas de las tulipanes por su extraordinaria velocidad, puso en las botas de Miedama el empate.

Holanda atacó la portería de Petersen constantemente, mientras Dinamarca esperó a encontrar espacios entre líneas en sus recuperaciones. Ambos equipos dejaron la cautela en el vestuario para jugar sus armas en el terreno de juego. Ninguno de los dos conjuntos quiso dar tregua a su rival. Tras varias ocasiones de las tulipanes, Martens fue la encargada de mandar un zurdazo al fondo de la portería al que, tras el bote, nada pudo hacer la portera Petersen.

Empate

El encuentro se ponía de cara para las anfitrionas, pero Dinamarca aún tenía algo que decir. La capitana danesa, Pernille Harder, se echó el equipo a la espalda y en una jugada en solitario en las que sólo las mejores jugadoras son capaces de sacar algo, aprovechó los espacios que las centrales le dieron y tras el recorte, finalizó al palo corto ante la mirada de la cancerbera, totalmente abatida.

Tras media hora de partido, el resultado era toda una declaración de intenciones. El ritmo y la intensidad del partido empezaron a notarse y, ante un empate merecido por ambos equipos, las finalistas bajaron el ritmo. El marcador no se movería hasta la segunda parte.

La calidad de Holanda se impuso

Holanda, invicta durante todo el torneo, había vencido a la vigente campeona, Alemania, y apartado de su camino a selecciones que se presentaban como favoritas a conseguir un tiqué para la final.

En la segunda parte, Dinamarca esperó a Holanda en campo propio, excepto en contadas ocasiones donde Nadim y Harder pusieron en apuros a la defensa tulipán. Holanda, con más calidad y mayor polivalencia de juego, desplegó todas sus armas de ataque. Sin embargo, las anfitrionas no encontraron recompensa en su fútbol ofensivo, sino en un fallo de la portera. Spitse se encargó de mandar al fondo de la red un tiro libre en el que Petersen no estuvo atenta. Supuso el 3-2.

Cómodas

El partido se amoldó a Holanda paulatinamente. Las naranjas tomaron el control del partido y Dinamarca se sometió a la posesión del balón de sus rivales. La única ocasión clara de gol para Dinamarca la tuvo Troelsgaard en el 85’, tras una volea que rozó la escuadra, pero que acabó fuera.

Con el encuentro casi cerrado, y Dinamarca jugando más con el corazón que con criterio, Holanda se aprovechó y sentenció el partido. Miedema marcó el definitivo 4-2 en el 89' y se proclamó, antes del pitido final, campeona de Europa.

Dos finalistas inesperados

Sin duda, esta ha sido la Eurocopa de las sorpresas. Ni Dinamarca, ni la anfitriona Holanda se postulaban al inicio del torneo como potenciales finalistas en una Eurocopa con la presencia de Alemania, campeona en las últimas seis ediciones, y Francia e Inglaterra como grandes favoritas.

Esta Holanda femenina, que con esta Eurocopa iguala a la selección masculina en títulos tras el eurotrofeo que ganó el equipo liderado por Marco van Vasten en 1988, ha conseguido representar en su máxima expresión el mítico 4-3-3 holandés.

Rompiendo mitos

Con esta final, de alto voltaje y alta intensidad, el fútbol femenino confirma su presencia en un mundo hasta ahora de hombres. Alemania queda destronada del título. Holanda se convierte en el nuevo país con este título en su palmarés. Con un estadio, el del FC Twente, abarrotado y sin localidades disponibles desde hacía días, las naranjas han cumplido un sueño en su propio país.

Dinamarca por su parte, ha vuelto a confirmar, pese a no alzarse con el título, que cuenta con los mejores talentos futbolísticos de Europa y promete ser una de las grandes selecciones continentales en el futuro.