Menú Buscar
Guillermo Molina durante un encuentro con el Pro Recco Italiano / Pro Recco

Guillermo Molina, el capitán español que defiende a Italia

El exinternacional por España debutó con una selección italiana en que la también se encuentra Chalo Echenique

3 min

Durante más de una década, Guillermo Molina (Ceuta, 1984) fue uno de los encargados de liderar las andaduras de España en los diferentes Mundiales y Europeos de waterpolo. Siendo internacional por primera vez en 2001, el ceutí nunca imaginó que acabaría defiendo los intereses de otra selección que no fuera la nacional. Con su inseparable dorsal cinco en el gorro, campeón del mundo en 2001, el waterpolista puso fin a su etapa como internacional español en los Juegos Olímpicos de Río antes de decidir que su futuro a nivel de clubes y de selecciones pasaba por Italia.

Años después de enrolarse en las filas del todopoderoso Pro Recco italiano, Guillermo Molina ha dado el paso del que tanto se habló y por el que tanto suspiraban en el país transalpino. El waterpolista español, que obtuvo el año pasado la ciudadanía italiana por matrimonio, debutó este viernes con la selección de Italia en el encuentro de la Europa Cup contra Alemania (16-4). En su estreno, el español marcó su primer tanto con un combinado italiano que buscó con esmero poder contar con la experiencia, el liderazgo y el buen hacer de un jugador único sobre el agua.

Campeón del mundo en Fukuoka 2001, Molina cuenta con una palmares destacable en el ámbito de selecciones donde aparecen una plata en Roma (2009), un bronce en Melbourne (2007) --en el ámbito de los Mundiales-- y otro bronce en el Campeonato de Europa de Belgrado en 2006. 

Chalo Echenique, el otro 'español' en Italia

Curiosidades del destino, Molina no fue el único español que este viernes se lanzó al agua para defender los intereses del combinado italiano. Gonzalo 'Chalo' Echenique, nacido en Argentina pero nacionalizado español, forma parte del 'Settebello' donde comparte --igual que a nivel de clubs-- vestuario con el ceutí. 'Chalo' aprovechó un antecedente familiar vinculado a Italia para lograr la nacionalización después de disputar con España los Juegos Olímpicos de Río. 

El caso de ambos se une al ocurrido con Xavi García. El catalán, que no entraba en los planes del por aquel momento seleccionador Gabi Hernández, optó por enrolarse con la selección de Croacia en 2016. En las últimas olimpiadas, el español logró hacerse con la medalla de plata con el conjunto croata.