Menú Buscar
Marcel Granollers en un lance del encuentro / EFE

Granollers sufre un duro revés en su feudo

El catalán tuvo el triunfo en sus manos pero desperdició un punto de partido y cayó eliminado ante David Goffin

4 min

En el que es su club y ante su gente, como expresó en la jornada del lunes, Marcel Granollers puso punto final a su andadura en el Barcelona Open Banc Sabadell-Torneo Godó y lo hizo de la forma más ingrata posible. Rozando la hazaña y con serias opciones de protagonizar la primera sorpresa del trofeo, el catalán dispuso de un punto de partido para sorprender e imponerse a David Goffin, cuarto favorito al título, pero acabó sucumbiendo ante el buen hacer del belga (4-6, 7-6 (2) y 6-2).

Aprovechando la invitación recibida por parte del Real Club de Tenis de Barcelona (RCTB), su club, Granollers comparecía sobre la tierra batida de la Ciudad Condal con la finalidad de firmar un buen papel después una irregular campaña donde se había impuesto en dos Challenger ATP, el conocido como segundo escalón del circuito. "He tenido baches durante este inicio de campaña. Está claro que en un torneo como este una victoria suma confianza y es un punto de inflexión", apuntó el barcelonés tras su triunfo este lunes ante Kukushkin.

Ante Goffin, con el que se había medido en dos ocasiones anteriores y con la finalidad de “dejar una grata imagen”, el discípulo de Joan Balcells tuvo en sus manos la victoria --mostrándose fiable desde el fondo de la pista y sacando partido de su saque-- pero desaprovechó un punto de partido con 5-2 y 40-30 a su favor. Ese punto, lo cambió todo. "Esta hostia duele. Ganar era una buena inyección de moral para sacar la cabeza y ahora no es fácil. En los últimos años no lo estoy pasando muy bien", aseguró el catalán tras el duelo.

Sin gesta

Conocedor de la oportunidad que había dilapidado, entre reniego y reniego, Granollers se desconectó y no pudo frenar el ímpetu de un Goffin que supo cómo reaccionar cuando tenía todo en contra para hacerse con el segundo set, en un 'revés' que dejó sin respuesta al tenista catalán, y, a la postre, con el partido más destacado de la jornada y el billete a la siguiente ronda. 

Con la derrota, Granollers cierra su participación en torneo disputado en su ‘casa’ con una victoria. En su estreno ante Mikhail Kukushkin, el tenista de 36 años y número 129 del mundo, obtuvo el que es su único triunfo –por un doble 6-2-- de la temporada en el circuito ATP tras siete meses. Una alegría que cerca estuvo de poder repetir.