Menú Buscar
Gorka Villar en su llegada a la Conmebol

Gorka Villar, un enchufado con suerte

El hijo de Ángel María Villar fue acusado de extorsión en su etapa en la Conmebol, donde llegó gracias a la influencia de su padre

3 min

Era solo una cuestión de tiempo. Así es como explican personas vinculadas a Gorka Villar (Bilbao, 1975) su detención este martes junto a su padre, Ángel María Villar, acusados de irregularidades en la gestión de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

Lejos de ser una sorpresa, la presencia del hijo de Villar como uno de los investigados es tan solo para algunos la ratificación de una turbia vinculación entre ambos en su continua lucha por el poder y que ahora podría salpicarles tras la acusación de posibles delitos como administración desleal, apropiación indebida, corrupción entre particulares, falsedad documental y alzamiento de bienes.

El defensor de Contador

Casado y con dos hijos, Gorka Villar ejerció como abogado especialista en derecho deportivo en la firma Sports&Advisers antes de incorporarse como director general de la Confederación de Clubes Sudamericanos (Conmebol).

Previo a su salto, el hijo de Villar fue conocido por llevar la defensa de Alberto Contador ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) cuando el ciclista fue acusado de dopaje y también distintas cuestiones vinculadas con el mundo del fútbol que ya por aquel entonces contaba con su padre como responsable de la RFEF.

Poder absoluto en Sudamérica

A pesar de sus distintos trabajos, su mayor relevancia profesional se produjo durante su etapa en Sudamérica. En 2014, Gorka Villar fue nombrado director general de la Conmebol en un cargo que ostentó hasta 2016 y que siempre se vio envuelto por la polémica incluso desde su designación, a la que muchos atribuyen como un intercambio de favores entre Joseph Blatter y Villar cuando el mandatario de la FIFA necesitaba votos para su reelección en 2015.

Lejos de rebajar las tensiones iniciadas tras su nombramiento, sus primeros movimientos en el cargo alimentaron unos problemas que no cesaron hasta su salida. En septiembre de 2015, diferentes cargos de la Conmebol, uno de los grandes epicentros de la trama corrupta de la FIFA, no tardaron en exceso en acusar de extorsión a Gorka Villar. La mayoría de declarantes aseguraron que fueron "extorsionados y presionados por Gorka Villar para no investigar los hechos de corrupción de la Conmebol".

Turbia presencia

Parco en palabras, reacio a las explicaciones sobre sus movimientos y un hábil gestor político son algunas de las características con las que definen a Gorka conocidos del hijo de Villar. 

Sus continuos problemas judiciales desde su aparición en la Conmebol se unen ahora a la investigación anticorrupción en la que se encuentra inmerso con su padre, quien esta vez tendrá problemas para echarle una mano.