Menú Buscar
Partido de la liga Endesa de baloncesto entre el San Pablo Burgos y el Montakit Fuenlabrada / EFE

El Gobierno quiere una nueva Ley del Deporte

El Estado anima a federaciones, organismos y particulares a que hagan sus propuestas para cambiar la obsoleta normativa de 1990

6 min

El Consejo Superior de Deportes (CSD) ha colgado en su página web (www.csd.gob.es) una noticia con un enlace al portal del Ministerio de Cultura, Educación y Deporte a través del cual todas las personas o entidades pueden participar mediante sus contribuciones al proyecto de Ley del Deporte. Esto significa que el Gobierno quiere impulsar un nuevo texto. La normativa vigente data de octubre de 1990.

En realidad, el enlace está abierto al público, pero el texto explicativo aclara que la intención es recabar la opinión de las personas y organizaciones más representativas potencialmente afectadas por la futura norma. Es de suponer que ello incluye a las federaciones deportivas españolas, al Comité Olímpico Español (COE), a las consejerías de las Comunidades Autónomas o a las ligas profesionales, pero no tanto a las personas individuales, salvo que los deportistas de élite deseen exponer sus consideraciones.

Disposiciones vigentes

No hay un texto inicial sobre el que plantear alegaciones, sino una relación de disposiciones vigentes complementarias a la misma ley, con distinto rango –reales decretos y otras leyes–, así como una lista de problemas que se pretenden solucionar con la nueva norma.

El nadador Hugo González, nuevo récord nacional de 200 metros durante el XIX Open Primavera de natación / EFE

El nadador Hugo González, nuevo récord nacional de 200 metros durante el XIX Open Primavera de natación / EFE

Entre las disposiciones oficiales que afectan al mundo del deporte, publicadas después de la ley, se citan, entre otras, la ley de la lucha contra el dopaje y la de igualdad entre hombres y mujeres, pero hay un gran número de reales decretos que desarrollan la ley del año 1990, como el que regula las federaciones deportivas españolas, el de disciplina deportiva o el del seguro deportivo obligatorio. Quizás uno de los más interesantes fue el RD 1251/1999, de 16 de julio, sobre Sociedades Anónimas Deportivas, por sus importantes implicaciones económicas, especialmente en el mundo del fútbol.

No hay que olvidar uno de los cambios más importantes introducidos por el actual Gobierno del PP: el de la licencia única. En 2014 entró en vigor la Ley 15/2014 de racionalización del sector público y otras medidas de reforma administrativa, que incluyó una modificación de la Ley del Deporte según la cual todas las licencias expedidas por las federaciones deportivas autonómicas facultaban automáticamente para participar en competiciones en todo el territorio nacional, así como en competiciones oficiales de ámbito español, que son las que dependen directamente de las respectivas federaciones (campeonatos y copas de España).

Protesta generalizada

Todo fue a condición de entregar una cantidad económica a la federación española de turno. Esta modificación fue muy contestada, pues todos los deportistas que participan en competiciones oficiales, sean o no estatales, tienen un cargo en sus licencias que va a parar a la federación española, incluso en el caso de que éstas no les presten ningún servicio. En un momento de crisis económica se entendió que ésta era una fórmula para financiar las federaciones deportivas españolas sin tener que aumentar las aportaciones que a cada una de ellas viene haciendo anualmente el CSD.

La nueva Ley pretende adaptar la regulación normativa del sistema deportivo español a las transformaciones y cambios que se han experimentado durante las casi tres décadas transcurridas desde la aprobación de la vigente ley de 1990, en aspectos como el marco de relaciones entre las distintas administraciones (Estado, comunidades autónomas y ayuntamientos), perfeccionar el modelo organizativo de las entidades deportivas, regular el deporte profesional y potenciar el deporte femenino, entre otras.

El pelotón a su paso por la localidad alavesa de Narbaiza en la quinta etapa de la Vuelta al País Vasco / EFE

El pelotón, a su paso por la localidad alavesa de Narbaiza en la quinta etapa de la Vuelta al País Vasco / EFE

Según el CSD, la adaptación que se requiere es tan profunda e importante que sería inviable llevarla a cabo mediante una modificación, así que se pretende aprobar una ley reguladora totalmente nueva.

Distintas entidades están haciendo llegar sus notas al CSD para que sean incorporadas al texto de futura creación y, es de suponer, que a continuación se confeccionará un texto sometido de nuevo a alegaciones y a su posterior fase de debate en el Parlamento. El trabajo es monumental y no terminará con la aprobación de esta Ley, pues a continuación será necesario adaptar toda la legislación complementaria, desde decretos hasta estatutos de federaciones y clubes. La cosa va para largo.