Menú Buscar
Imagen de una reunión de la Unió de Federacions Esportives Catalanes (UFEC)

El Gobierno se olvida de la licencia deportiva única

Más de un mes después de la anulación de este documento federativo por parte del Tribunal Constitucional no ha habido una respuesta oficial de la administración

5 min

El tiempo pasa y nada cambia. El pasado 12 de abril el Tribunal Constitucional anuló la denominada 'licencia deportiva única'. Una licencia que el Gobierno de Mariano Rajoy aprobó tiempo atrás. La administración puso en liza la Ley 15/2014 de racionalización del Sector Público y otras medidas de reforma administrativa que, con la intención de simplificar numerosos trámites administrativos incorporó una licencia deportiva que tenía que ser válida en toda España, implicaba que todos los deportistas federados españoles tuviesen que pagar un canon a las federaciones deportivas del país sin importar si tenían trato alguno con ellas o si recibían algún servicio.

El asunto fue recurrido por la Generalitat de Cataluña y el Constitucional le dio la razón en una sentencia del pasado 12 de abril. Pues bien, desde entonces el Consejo Superior de Deportes (CSD) no ha dicho esta boca es mía.

Infinidad de problemas para Lete Lasa

El 18 de noviembre de 2016, José Ramón Lete Lasa fue nombrado presidente del CSD --con rango de secretario de Estado--, cuando la norma ya había sido implantada y recurrida, de modo que se encontró con el problema al acceder al cargo. Pero Lete accedió a esta responsabilidad desde otra también representativa, la de Director General de Deportes de Galicia. Siendo el máximo responsable del deporte gallego, hombre de confianza de Núñez Feijoo, se encontró con la total oposición de las federaciones deportivas gallegas a la entonces nueva norma.

En el transcurso de una asamblea general informativa de todas las federaciones gallegas, que tuvo lugar en enero de 2014, se votó en contra de la licencia única por unanimidad y, si bien Lete Lasa no participó en esa asamblea, sí envió un documento alternativo a Madrid, que fue considerado aceptable por los dirigentes federativos gallegos. La licencia única y el contencioso con la Federación Española de Fútbol han sido los grandes problemas del mandato de Lete Lasa.

Oposición de todos los colores

Otras comunidades autónomas bajo gobiernos populares, como Valencia o Madrid, también se manifestaron contrarias a la licencia única, igual que Andalucía, Cataluña y País Vasco. Dicho de otro modo, cuando Lete era Director General del deporte gallego parecía estar en contra de la licencia única, pero se la encontró en funcionamiento cuando sucedió a Miguel Cardenal en el cargo de Secretario de Estado para el deporte.

Ahora el TC tumba la norma, pero el CSD no ha movido ficha. Algunas federaciones deportivas españolas están pendientes de recibir instrucciones, pues están atónitas ante la resolución del TC. Bien al contrario, algunos técnicos del CSD han efectuado llamadas telefónicas a distintas federaciones españolas para, disimuladamente, preguntar sobre las intenciones de esas federaciones. El mundo al revés.

Cataluña también ha mostrado su disconformidad con la medida

Cataluña también ha mostrado su disconformidad con la medida / UFEC

Ante la pasividad del CSD, las uniones de federaciones deportivas autonómicas de Andalucía, Castilla y León, Catalunya, Galicia, Madrid, Murcia y País Vasco se reunieron en Barcelona el pasado 10 de mayo, en la sede de la UFEC (Unió de Federacions Esportives de Catalunya), para aunar posiciones respecto a este asunto y, ya de paso, pedir una reunión urgente con Lete Lasa.

El objetivo es abordar otros temas como los que afectan al voluntariado deportivo, pedir la exención del Impuesto de Sociedades para las entidades sin ánimo de lucro que no superen los 100.000 euros anuales de facturación, la rebaja del IVA en los servicios deportivos del 21% al 8% o la redacción de una Ley del Mecenazgo que contemple desgravaciones para las donaciones privadas a deportistas, clubes y federaciones.

Las uniones de federaciones deportivas reunidas en Barcelona representan un total de 547 federaciones autonómicas con más de dos millones y medio de licencias. No es cosa de dejarlas al margen.