Menú Buscar
Las gradas de Montilivi estarán llenas ante el Real Madrid

En Girona piden mantener la calma antes de recibir al Real Madrid

La posibilidad de una suspensión del encuentro por la DUI todavía no se contempla

3 min

Si algo está acompañando al enfrentamiento entre el Girona y el Real Madrid son los rumores y la controversia. Después de publicarse una serie de informaciones donde se hablaba de la hostilidad y el riesgo que podrían vivir el equipo de Zinedine Zidane en tierras gerundenses (afirmaciones negadas a Crónica Global por el club catalán y por las peñas madridistas de la ciudad), la nueva ola informativa apunta a una posible suspensión del encuentro en caso de producirse la declaración unilateral de independencia (DUI).

No obstante, en Girona niegan a Crónica Global dicha información y llaman a la calma. Un mensaje que ya han trasladado al Real Madrid. Los madridistas llevarán a cabo su habitual plan de viaje. Sin modificación alguna. Tanto desde la entidad catalana como las distintas peñas aseguran que se está magnificando todo lo que envuelve el partido y que, por ahora, no existe ninguna posibilidad de suspenderlo.

Abogando al respeto que siempre ha mostrado la afición gerundense tanto en Segunda como en este inicio en Primera División, desde el club están convencidos de que el partido transcurrirá con total normalidad y más teniendo en cuenta la importante presencia de madridistas que hay en la ciudad gerundense y que estarán en Montilivi.

Los futbolistas del Real Madrid esperan que el encuentro transcurra con normalidad

Los futbolistas del Real Madrid esperan que el encuentro transcurra con normalidad / EFE

Los protagonistas hablan

Conscientes de la situación, los futbolistas de ambos conjuntos y sus respectivos entrenadores hicieron este jueves un llamamiento a la cordura asegurando que solo se trata de un encuentro de fútbol. "El domingo se jugará el partido y no va a pasar nada, aquí nunca ha pasado nada, no hay que temer nada", aseguró Aday, una de las referencias gerundenses.

Por su parte, Zidane quitó importancia al asunto y se mostró tranquilo afirmando que "no estamos preocupados, la seguridad va a ser la de siempre. No cambia nada la situación del viaje. Jugaremos como siempre y sin pensar en otras cosas. No voy a mandar ningún mensaje. Pensaremos en nuestro partido, queremos jugar al fútbol y que sea un buen espectáculo".