Menú Buscar
Mojica (Girona) celebra la victoria que ratificó el buen estreno en Primera / EFE

Un estreno de Primera

Los de Pablo Machín ratificaron en Cornellà un histórico debut en La Liga y se sitúan a tan solo un punto de Europa

5 min

La alegría desatada entre los futbolistas en el césped del RCDE Stadium tras el pitido final del colegiado estaba más que justificada. Fundiéndose en abrazos, sonrisas y alguna confidencia, los jugadores del Girona intentaban entre unos y otros convencerse de que lo acontecido era una realidad. Tan real como la voluntad de la entidad gerundense de hacer historia en La Liga.

El solitario tanto de Timor sirvió para llevarse de Cornellà los tres puntos y hacerse con “un poquito de espacio” que los de Quique Sánchez Flores consideraban suyo antes de la contienda. La irrupción gerundense, rubricada con los cánticos finales de los 348 desplazados al estadio que cantaron “que bote, Montilivi”, pudo más que la rebeldía blanquiazul, que tanto exigía el técnico madrileño, y que nunca hizo acto de presencia para desesperación y hastío de los suyos.

El Girona rubricó su buen inicio ante el Espanyol

El Girona rubricó su buen inicio ante el Espanyol / EFE

A punto de llegar al término de la primera vuelta, el Girona asestó un golpe de efecto. Los de Machín dejaron atrás los cinco puntos que habían volado en las dos últimas jornadas en el tramo final de los partidos para situarse a tan solo uno de Europa y alejarse del descenso golpeando al ya de por sí tambaleante proyecto blanquiazul de Chen Yansheng.

Un asalto continuado

La victoria de los de Machín en el RCDE Stadium supuso la tercera lejos de Montilivi esta temporada. El Girona es en la actualidad el quinto mejor visitante de la categoría con 12 puntos - solo superado por Real Madrid (14), Valencia (14), Barcelona (20) y Atlético de Madrid (21) -, palabras mayores para una entidad que vive su primera experiencia en la élite.

Los futbolistas del Girona celebran el tanto de Timor

Los futbolistas del Girona celebran el tanto de Timor que sirvió para confirmar el gran estreno en Primera / EFE

La derrota en San Mamés ante el Athletic el pasado 10 de septiembre es el único borrón de los gerundenses como foráneos superadas salidas tan complejas - a la par que importantes al tratarse de rivales directos - como son Riazor, Butarque, Balaídos o el Benito Villamarín.

El único pero que se le puede atribuir al conjunto de Machín es su poca solidez en casa. Contrastando con los números mencionados como foráneo, en casa las cifras distan mucho de lo que se espera de un equipo que debe basar su salvación haciéndose fuerte en su estadio. Más allá del triunfo ante el Málaga y la histórica victoria y heroica ante el Real Madrid, los catalanes no han vuelto a ganar en Montilivi siendo el antepenúltimo peor equipo del campeonato en ese registro con ocho puntos de 24 posibles. Este domingo, ante el Getafe, una oportunidad franca para disipar fantasmas.

Un debutante histórico y reconocible

A pesar de que lo podía vislumbrarse en verano, con la llegada del Manchester City a tierras gerundenses, ni el ascenso a Primera ni la aparición del City Football Group ha propiciado que el equipo pierda su esencia. Un simple vistazo a los minutos disputados por los integrantes del equipo permite ver que los principales actores de la gesta son los mismos que lograron llevar al Girona a la élite.

Entre los diez futbolistas más utilizados por Machín en estas 15 jornadas, siete ya militaban con el equipo en Segunda División. Pablo Maffeo (con 1225 ha disputado el 88% de los minutos), Portu (85%), Borja (83%) y Pere Pons (81%) ocupan las primeras plazas y tan solo Christian Stuani (79%), incorporado este verano procedente del Middlesbrough, obtiene un hueco entre los cinco primeros de esta nómina.

Vistos los protagonistas, otro de los elementos que no ha cambiado en Girona es la disposición táctica de un equipo que ha logrado irrumpir con fuerza en la máxima categoría con su propuesta de tres centrales, reforzada con un trabajo impecable a balón parado - ha logrado más del 30% de sus goles en ese tipo de acciones - que les está permitiendo verse envueltos en una lucha por entrar en Europa de la cual nunca habían imaginado ser partícipes.