Menú Buscar
El pabellón de Fontajau no ha dado la respuesta que se esparaba en el retorno de Cataluña de básquet / TWITTER

Girona le da la espalda a la selección catalana de básquet

La afición deja las gradas semivacías del pabellón de Fontajau en el retorno de Cataluña contra Montenegro tras seis años de ausencia

2 min

No ha sido todo lo buena que se pensaba seis años después la vuelta a la competición de la selección catalana de básquet. En el partido amistoso de esta noche entre Cataluña y Montenegro (83-57), disputado en el pabellón de Fontjau de Girona, los dos contendientes han dejado las gradas semivacías a pesar del llamamiento masivo que se hizo hace días para acudir al partido.

La Federación Catalana de Basquetbol (FCBQ) y las plataformas soberanistas habían convocado a los seguidores para poblar el pabellón con una campaña en la que la oferta de precios a ocho euros, con autocares saliendo de distintas localidades catalanas, se presentaba como una oportunidad para animar a las huestes catalanas.

Escaso poder de convocatoria

Pero la realidad ha sido otra. El encuentro internacional de baloncesto ha dejado muchos asientos vacíos, confirmando que el retorno de la selección catalana después del último partido, concretamente la final de la Copa de las Naciones ganada contra Galicia (46-75) en 2012, no ha despertado la atención esperada.

El partido llevaba tiempo en la mente de sus organizadores, pero no tuvo el visto bueno hasta que el delegado del Gobierno español, Enric Millo desencalló hace unas semanas todas las incognitas para su celebración.