Menú Buscar
Dispositivos y aplicaciones están presentes en la cadena de gimnasios Duet / CG

Los gimnasios recurren a las nuevas tecnologías para ganar clientela

Los centros deportivos adaptan sus programas e instalaciones a dispositivos y aplicaciones de las grandes compañías

8 min

Los clientes que acuden a los gimnasios buscan lograr sus metas deportivas y conocerlas de primera mano. Los gimnasios son conscientes y asumen el reto. Y las compañías tecnológicas, como Samsung, Garmin, TomTom o Fitbit, aprovechan la demanda del mercado para lanzar nuevos dispositivos para la actividad física y otras aplicaciones de entrenamiento deportivo. En consecuencia, todos, usuarios, recintos y marcas, plantean un nuevo escenario para la práctica deportiva que nadie quiere perderse.

Las aplicaciones de entrenamiento han tenido un enorme impacto en los gimnasios y actividades realizadas al aire libre. Según el informe La tecnología en los centros deportivos, elaborado por el grupo de investigación Igoid, especializado en Gestión de Organizaciones e Instalaciones Deportivas, y la consultora Optimización de Costes, un 24% de los usuarios utilizan aplicaciones de entrenamiento en recintos deportivos cerrados. El porcentaje sube al 55% si se refiere a las actividades deportivas realizadas al aire libre.

Centros tecnológicos

En el caso de los gimnasios, el informe indica que los recintos tienen que mejorar su gestión relativa a la aplicación satisfactoria de las nuevas tecnologías a sus actividades deportivas. A pesar de que un 42% de los clientes que no utilizan dichas aplicaciones aseguran que no les interesa hacerlo en un entorno cerrado, un 34% no lo hacen porque nadie les ha explicado su uso, según el informe. Pero no son las únicas causas. Un 68% de los usuarios no utilizan sus aplicaciones porque el centro no permite conectarlas al equipamiento deportivo disponible.

Entre todos los encuestados, un 82% afirma que las aplicaciones que utilizan para realizar actividad física son gratuitas, mientras que solo el 18% restante utiliza versiones de pago. El mismo informe también indica que los clientes consideran que los centros deportivos podrían mejorar su conectividad y sus aplicaciones para poder mejorar y alcanzar las metas deportivas de sus usuarios.

Dispositivo a dispositivo

La adaptación de los centros deportivos a esta nueva realidad es un reto, pero también una necesidad para ganar clientela dentro de un negocio en continua evolución. Las marcas responden, como Fitbit, que hasta ahora únicamente comercializaba con pulseras inteligentes, y que recientemente ha lanzado al mercado Ionic, su primer smartwatch para ampliar su gama de artículos y mejorar su imagen en la industria deportiva. El servicio cuenta con un entrenador personal digital que analiza las métricas de cada usuario, les ofrece un programa de entrenamiento personalizado a través de auriculares inalámbricos, una báscula con Bluetooth que se sincroniza a través del smartwatch y la plataforma de entrenamiento personal, las otras novedades de Ionic.

La compañía también ofrece una plataforma de pago vía contactless. “Con este smartwatch ofreceremos a los usuarios una plataforma de salud y preparación física que combina la personalización con la tecnología más avanzada, además de la oportunidad de realizar un seguimiento del estado de forma sin precedentes”, explica James Park, cofundador y consejero delegado de la marca.

La preparación física incorpora el uso de las nuevas tecnologías / GC

La preparación física incorpora el uso de las nuevas tecnologías / GC

De este modo, Fitbit pretende mejorar los resultados económicos del primer semestre de 2017, en el cual redujo sus ventas un 40%. Durante ese periodo, la compañía vendió productos por valor de 545,81 millones de euros, lo cual llevó a la empresa estadounidense a registrar pérdidas de 99 millones de euros. Unas cifras que contrastan con las registradas en el primer semestre de 2016, cuando el beneficio neto fue de 14,4 millones de euros.

Días después del anuncio de Fitbit, llegaron los turnos de Samsung, Garmin y TomTom con sus respectivos lanzamientos de smartwatches, pulseras de actividad, auriculares inalámbricos y aplicaciones de entrenamiento.

Registros récord

Samsung ha presentado unos auriculares sin cables y dos smartwatches resistentes al agua compatibles con aplicaciones que registran la actividad (como las de Under Armour: MyFitnessPal, MapMyRun y Endomondo). DJ Koh, presidente de Samsung Mobile, afirma que los nuevos productos de la compañía están dirigidos a todo tipo de deportistas, independientemente de su nivel de competitividad.

El gigante surcoreano ha registrado beneficios de 10,510 millones de euros durante el segundo trimestre de 2017, lo que supone un aumento del 72% en número de ventas, situándola en una de las empresas más rentables del momento, al mismo nivel que Apple. Algo que parecía imposible.

La cadena de gimnasios Basic-Fit tiene un acuerdo con TomTom / BLCKBRD.EU

La cadena de gimnasios Basic-Fit tiene un acuerdo con TomTom / BLCKBRD.EU

Con el lanzamiento de Vivosport, la apuesta de Garmin ha ido en la dirección de fabricar un reloj inteligente más ligero para facilitar la práctica deportiva, sin renunciar a las ventajas que ofrece un smartwatch.

La marca estadounidense anunció el pasado mes de septiembre una facturación de 692 millones de euros durante el segundo trimestre de 2017, lo que supone un crecimiento de un 1% respecto al mismo periodo del año anterior. Según Salvador Alcover, director general de Garmin Iberia, estos datos “corroboran la estabilidad de la compañía nuestro posicionamiento como una de las firmas elegidas por millones de usuarios en todo el mundo”.

Alianza con Basic-Fit

Mientras que TomTom, compañía holandesa del sector, ha presentado una aplicación de entrenamiento que sincroniza con sus dispositivos tecnológicos. Corinne Vigreux, cofundador de TomTom, dice que con estas novedades “el usuario puede tener un entrenador personal en su muñeca, ya que a través de la aplicación puede medir su capacidad atlética, visualizar rutinas personalizadas y mejorar su salud”. Unas novedades que llegan pocos meses después de que la multinacional anunciara su alianza con la cadena de gimnasios Basic-Fit, a la que suministra el equipamiento y las aplicaciones, con el objetivo de consolidarse en el mundo del fitness.

A pesar de ello, los números no han acompañado durante el primer semestre del año. TomTom, que obtuvo unos ingresos por 212.7 millones de euros en ese periodo, experimentó una caída del 2% respecto al mismo periodo de 2016. La empresa, además, registró pérdidas por valor de 4,6 millones de euros durante los mismos meses. Pero tampoco parece preocuparle. En el sector de los gimnasios, hoy por hoy, hay mucho negocio para recuperarse.