Menú Buscar
Estiramientos típicos como ejercicio físico al aire libre / PIXABAY

Los gimnasios compiten con los tutoriales caseros

Cada vez más la gente decide modelar su cuerpo por su cuenta con entrenamientos y un plan nutricional

11.05.2018 00:00 h.
2 min

El gran enemigo de la operación bikini para los gimnasios es que quien decida lucir tipazo tome como plan para perder kilos hacer ejercicios por su cuenta y someterse a las dietas. Es decir, lo más económico para llegar al verano sintiéndose bien y con algo más de dinero en el bolsillo.

Uno de los programas deportivos más efectivos que existe para perder peso y tonificar el cuerpo sin ir al gimnasio consiste en unas siete semanas de actividad física, sin grandes sufrimientos y divirtiéndose lo suyo, acompañado de un plan nutricional como mejor aliado.

Ejercicios bien sencillos

Desde sentadillas, a trabajar los tríceps, cuádriceps y los glúteos, pasando por las típicas abdominales, flexiones o estiramientos, cualquier comedor de casa se puede convertir en un improvisada sala de fitness para modelar el cuerpo de cara al verano.

Necesariamente irá acompañada de una dieta proteinada, o sea un plan nutricional que permitirá bajar rápidamente de peso bajo un estricto control médico para garantizar que lo que se pierde son kilos y no salud. Se basa en una alimentación rica en proteínas, eliminando el consumo de hidratos de carbono y grasas. Siempre bebiendo mucha agua y llevándose a cabo la dieta bajo control médico con el fin de garantizar la pérdida de grasa, pero no de masa muscular.

Lo que no contempla ni un gimnasio ni una improvisada sala de casa es la “dieta digital” —desconectar los teléfonos móviles y adquirir hábitos más saludables— o tener más información y sentido crítico con la alimentación que consume uno cada día. Entonces, nada se limitará a algo localizado en el tiempo, con principio y fin, como es la operación bikini: tres meses que empiezan en Semana Santa o, en ocasiones, una o dos semanas para adelgazarse.